Archivo de la etiqueta: alimentación

{De la teta al Plato } BLW, Baby Led Weaning… ¡a nuestra manera!

BLW

{ De la teta al plato } 

IMG_5339

Carlota con menos de 5 meses se moría por probar la comida, su alimento favorito: ¡el plátano!

Hacía ya tiempo que con el segundo hijo quería hacer las cosas de manera distinta respecto a la comida, no es que con la primera me haya ido mal, que va… ¡Martina es una campeona y come súper bien! Lo que sí que recuerdo es estar siempre rodeada de tuppercitos, para la comida, la merienda, la cena.. Algunos los congelaba, así me duraban más.. me pasaba todo el día cocinando para una minipersonita.

Así pues que con el segundo, quería probar si realmente funcionaba el tema este del BABY LED WEANING, y ¡¡os aseguro que es la bomba!! Ésta manera de iniciarse a la alimentación, diría yo que es de lo más natural, a trocitos y después a trozos. También os tengo que decir, que por muy interesada que estuviera yo por el tema, me daba muchísimo respeto. Pero, ¿Sabéis quien tomó cartas en el asunto? Carlota, ella misma me dijo que NO a cualquier papilla de cereales que le puse delante, a cualquier papilla que le puse de frutas, vaya a cualquier triturado. Así que empecé a ofrecerle alimentos a trozos sí o sí.

¿Cuándo empezamos? Carlota es una niña de mucha teta, así que realmente empezamos como a los 7 meses, aunque le di a probar cositas antes, realmente no empezó a ingerir diariamente “algo” hasta los 7 meses y poco.

¡Las 3 Regals Básicas! 

  1. QUE SE AGUANTE BIEN SENTADO, que tenga fuerza en la espalda y que aguante súper bien la cabeza
  2. QUE TENGA INTERÉS POR LA COMIDA, Carlota empezó a interesarse pronto, a los 3 meses y medio se abalanzaba ya sobre nuestros platos, a partir de los 4 y pico le di a probar cositas puntualmente.
  3. QUE TENGA ALGUN DIENTE… Ésta nos la hemos saltado, porque con casi 11 meses no le ha salido ni UNO.. jeje

IMG_4747

Aquí claramente no estaba preparada, su espalda aun arqueaba hacia delante. Fue la primera vez que la senté y ya vi que era muy pronto, ¡pero me hacía ilu!

IMG_5822

Aquí ya se ve que es mayor, que la espalda la tienen bien recta y fuerte y que ¡demuestra interés claramente por los alimentos!

IMG_5821

¡Le gusta probar de todo! Para eso mis hijas han sido unas campeonas, lo prueban todo, todo, todoooo y después ya deciden si les gusta o no 😉

Primero de todo, empecé a darle alimentos cortados en “palitos” más o menos largos para que probara, tal cual, de lo que yo estaba a punto de cocinar, le daba a probar en crudo, cocinado… ¡¡Al principio solamente chuperretean!! También le daba gajos de naranja con piel y todo, de mandarina me daba más respeto al ser pequeños, la manzana un cuarto para chupar, el hueso del pollo también sin cartílagos para que lo chupara y relamiera lo que quedaba… Hasta que hizo bien la pinza con los dedos pulgar y índice, que entonces ya le empecé a dar trocitos pequeños para que los cogiera ella misma y se los comiera.

Al principio es una “MARRANADA”, ya que el 90% de la comida se va al suelo, pero poco a poco va entrando más a la boca y cuando en sus caquitas ves un trozo de zanahoria… ¡te hace hasta ilusión! 🙂

La criaturita en cuestión come lo mismo que los papás, con lo cual quiere decir que solamente cocino un menú para los 4. Siempre lo hemos ido adaptando un poco a ella, a la pequeña, así que nos va fenomenal.

He ido introduciendo alimentos poco a poco, como el gluten, las carnes y pescados, ahora el huevo… Y de momento todo fenomenal. Aunque se empieza a decir que el orden de los alimentos no importa, ¡yo he ido con pies de plomo!  Cada mamá es un mundo, ¡así que yo lo he hecho a mi manera!

También reconozco que al no tener ni un diente me da cosa ofrecerle según qué tipos de alimentos, así mientras ella tiene algo en las manos yo se lo doy directamente a la boca en trocitos más pequeños, supongo que cuando empiecen a salirle (y espero que no tarden mucho!!) mi instinto animal se calmará… jejeje

Mi opinión: si no estás segura no empieces, si no lo ves preparado no empieces. ¡Esto es un asunto de 2!

¿ Sus alimentos favoritos? LAS TORTITAS DE ARROZ bio!! Y el plátano!! Y el pollo!!

Hace unos meses que en casa solamente entran alimentos saludables y bien sanos, ¡así que nuestra dieta es súper equilibrada! Pero creo que este punto merecerá seguro otro post 🙂

¿Estás interesada en ésta manera de alimentar?

¿Sabías qué era el BLW?

Espero que os haya gustado el post de hoy ❤

si tenéis dudas o interés sobre éste tema u otros me podéis escribir un email a: fotografia@paulapellicer.com o en mi web http://www.paulapellicer.com encontraréis el apartado de contacto 🙂 y estaré encantadísima de recibir vuestras dudas, recomendaciones, intereses… ¡todo!

Paula

Anuncios

De la teta a la primera papilla

 

bebe comiendo

 

Han pasado los primeros meses en los que tu bebé comía pecho o biberón y tu vida transcurría, más o menos, tranquila. Sabías la cantidad de leche que le saciaba, las tomas,…en fin, te habías convertido en toda una experta. Ahora empiezas una nueva etapa, tu bebe tiene unos 5 o 6 meses y el pediatra te aconseja comenzar con la primera papilla, depende del pediatra y de la alimentación que llevaba hasta ahora, hablará de cereales o fruta. En nuestro caso empezamos con la fruta.
Vas a la consulta del pediatra y te da indicaciones claras para la papilla de fruta:
• 50 grs. de manzana
• 50 grs. De pera
• 50 grs. De plátano
• Media mandarina o naranja
• 1 galleta

La cosa está clara, clarísima. Mientras él habla con la voz de la experiencia, una vocecita en tu cabeza se pregunta: “¿Qué pasará si no tengo plátano?, ¿Y si pongo sólo mandarina y pera? ¿Sucedería algo?” Claro está que no le preguntas porque de eso tu pediatra sabe mucho ¿verdad?, es un hombre con experiencia, incluso una vez te explicó que tenía ¡¡6 hijos!! ¡¡uffff!! Sólo de pensarlo a ti te entran sudores fríos…. ¿Y tú qué? Madre primeriza que acaba de estrenarse en esto. En fin, mejor escuchas y te vas con la hojita que te ha dado el buen hombre con todo detallado, ¿qué majo verdad?

Al día siguiente te encuentras emocionada ¡la primera papilla! Tienes tu cámara de vídeo preparada e incluso se ha presentado la abuela para presenciar tan importante acontecimiento.

ni%C3%B1o+en+una+b%C3%A1sculaBien, empezamos por preparar la papilla. Esa misma mañana has ido a la frutería y has escogido la mejor fruta para tu bebé. Lo tienes todo y sacas la hojita con las indicaciones, a ver… ¿Cuánta cantidad era? (como si se pudiera olvidar), 50 grs, ejem…. Será mejor que saques la báscula y lo peses todo porque ¿y si te pasas o no llegas? ¿Qué podría pasar? No quieres ni pensarlo, si te ha dado indicaciones tan precisas será porque es lo mejor. Pelas la fruta, pesas bien : “ uixxxxx! 40 grs no…, 60…, ala! ya me he pasado, al fin 50 grs”, trituras (aquí la abuela te da instrucciones cariñosamente “ Que no queden grumitos cariño que se podría atragantar”), no, no y no, sólo de pensar eso te dan mareos.

Todo preparado, papilla lista, babero, cámara y, por supuesto, bebé.
Primera cuchara: con la cara de asco que se le acaba de poner a la criatura se podría escribir un poema. La escupe, comentario de la abuela: “¡Huy pobre! ¿Seguro que la has hecho bien?” (Como si fuera tan difícil).
Segunda cuchara: la vuelve a escupir y encima parece que te ha sacado la lengua. Comentario de la abuela: “Claro, es que como sólo le has dado teta hasta ahora tiene celo de teta”. ¡Ostras! ¿Eso es grave? Conozco muchos adultos que aún tienen celo de teta y no parece que se vayan a curar… Más sudores fríos.

El vídeo no está saliendo como esperabas, se te ha corrido el rímmel que te habías puesto para la ocasión y tienes papilla en el pelo, esta criatura tiene buena puntería.

Al final la papilla acaba sobretodo en el suelo y en la ropa. Haciendo el avión y hasta el pino, si hace falta, has conseguido que coma cuatro cucharadas. A pesar de todo estás animada, seguro que mañana irá mejor.
La verdad es que tengo que decirte una cosa, quizás mañana tampoco vaya mejor, pero con el tiempo verás que no es tan importante, que tu hijo come lo que necesita, juega feliz y tiene energía a raudales así que no lo estás haciendo nada mal, ¿no te parece? Quizás, sólo quizás, podrías cambiar ese pediatra tan cuadriculado que tienes por otro más humano, o al menos, eso fue lo que hice yo.

¿Os ha gustado? ¿Os animáis a explicarnos vuestra primera experiencia con las papillas?

Belén

Alimentación del bebé

Una de las cosas que considero más importantes en la crianza de un bebe, es el tema de la alimentación. Por este motivo me he animado a escribir mi primer post sobre lactancia y a compartir con vosotr@s algo de mi experiencia.  Me centraré  en los primeros meses y como es un tema que puede dar para mucho, más adelante lo podemos retomar.

Cuando me quedé embarazada me vino a la cabeza la gran pregunta: ¿Lactancia materna o artificial? Cuando nuestras abuelas criaban no había dudas, lactancia materna, no había más y entre ellas se apoyaban y ayudaban. Con nuestras madres la historia cambió, las mujeres salieron al mundo laboral y el biberón se impuso. Las compañías farmacéuticas encontraron una  mina con esto. La leche en polvo es cara y después están los biberones,  que si grandes, pequeños, anticólicos, … en fin, un mundo.

Nosotras tenemos la posibilidad de escoger y no voy a entrar a juzgar  ni a las mamas que dan biberón  ni a las que dan pecho hasta los cinco años de la criatura. Ambas opciones me parecen muy correctas, pero si  me gustaría  reivindicar la falta de apoyo que tenemos las mujeres tanto si decidimos una cosa como otra. Las mamas que deciden dar biberón son cuestionadas a menudo por su decisión y  las que decidimos dar pecho no tenemos  suficiente apoyo  para resolver  las múltiples dificultades que se presentan con la lactancia materna. Yo decidí lactancia materna y os expondré algunos falsos mitos y problemas con los que me he topado en mis dos maternidades.

  1. “Dar el pecho es algo natural y toda la vida se ha hecho, cuando nazca ambas os acoplareis.” Falso. Cuando nace no sabes muy bien ni como cogerlos y mucho menos mantenerlos con una mano mientras con la otra introduces el pezón. Lo mejor, para evitar las grietas, es introducir el pezón y parte de la aureola en la boca del bebe.
  2. “En el Hospital las enfermeras te ayudarán”. Depende. Hay personal encantador pero, siento decirlo, también hay quien no tiene la suficiente paciencia que necesita una mama primeriza. Las primeras horas son muy importantes, yo aconsejaría sobretodo que la mama tenga mucha tranquilidad, mi opinión es que las visitas pueden ser más cortas o esperar a la salida del Hospital. Lo primero es el bebe y la madre.
  3. “Los pezones no tienen que doler si la posición es correcta”. Falso. Los pezones duelen al principio y, si la posición es correcta y no tienes grietas, cada vez menos. Recuerdo que a mí me iba muy bien una crema de Lanolina para que no se agrietaran.
  4. “Si el vaciado es correcto no tiene que doler el pecho”. Falso. Al principio la cantidad de leche es mucho superior de lo que el bebe necesita y los pechos están muy hinchados y doloridos. Si además te los vacías con sacaleches, como hacía yo, tarda más en regularse. El sacaleches ayuda en muchos momentos pero mejor no  usarlo por rutina, a no ser que exista alguna dificultad para que el bebe mame, en esas ocasiones te puede salvar. Recuerdo que yo utilicé varios y el que mejores resultados me daba era el manual y el automático de la marca Medela.
  5. “Si no mama cada 3 horas es que no tienes suficiente leche y necesita suplemento” Falso. Los bebes tienen un estómago pequeño y se llenan rápido pero también se vacían rápido. Por eso no hay que poner horarios, la lactancia debe ser a demanda. Mis niñas había ocasiones que volvían a pedir a la hora de la última toma. Sobre todo en las llamadas crisis de lactancia.
  6. “Debe mamar 10 minutos de cada pecho” Falso. Cada bebe lleva su ritmo, algunos tardaran más y otros menos. También a demanda es lo correcto.
  7. “Al dar el pecho recuperarás tu figura con más rapidez” Depende. Si tienes un metabolismo privilegiado pues quizás sí pero servidora no es de esas. Cuando das el pecho también tienes mucha hambre y mucha falta de sueño, por lo que te apetece comer y, no siempre, cosas sanas, ejem, ejem…. ¿Y no vas a privarte de comer verdad? ¿Y si después a tu hija le falta algún nutriente necesario? No, no y no, si hay que comerse un bocata de jamón pues una hace el sacrificio y se lo come.

Estos son algunos de los puntos que os expongo, podría alargarme más pero creo que para empezar es suficiente. Para mí la lactancia materna ha sido muy gratificante pero, también hay momentos, en que acabas agotada y dolorida. Dar el pecho sólo puede encargarse la madre, para que el padre no quede excluido los primeros meses  y la madre pueda descansar, hay muchas otras cosas que los papis pueden hacer: bañarlos,  acunarlos, distraerlos mientras mama duerme. Yo animo a todas las madres, que quieran dar el pecho,  que no se rindan, que aguanten el primer y el segundo mes, que pidan ayuda a los grupos de lactancia, a la gente que les quiere, que las dificultades pasan y después va mejorando. Los pechos dejan de doler, la cantidad de leche se regula, el bebe espacia las tomas y entonces empiezas a disfrutar de esos momentos únicos e irrepetibles, momentos de compartir, de dar y recibir amor que te hacen sentir una unión  con tu bebe muy especial. Cuando llegas a ese punto, siempre merece la pena.

Belén