Buscando la bimaternidad

Cómo lo prometido es deuda, es hora de poneros al día de todo lo que me ha pasado en este tiempo de ausencia y volver a las buenas costumbres de escribir regularmente.

Bueno, al lío…

Por fin Lucas come bien, le gusta lo que le gustan a todos los niños, y en mi casa ya no hay potitos en la despensa!!!!! Un gran hito en la historia de la familia!!!! 🤣🤣 Ya tiene cinco años y hasta se le ha caído su primer diente de leche.

Al ver cómo crece su autonomía e independencia y sumado a una pequeña ampliación de la casa…decidimos que era un buen momento para buscar un hermanit@.

Empecé a tomarme ácido fólico y a mirar mis días fértiles, que ya sea de paso os diré que no debí hacerlo, porque solo consigue que te obsesiones en ese maravilloso proceso de búsqueda. Todo llega cuando menos lo esperas!!

Después de cuatro meses de locura entre mis días fértiles, el trabajo de mi marido y esos días en los que no podía más de alergia al polen y me tomaba antihistamínicos… Tuve una reacción alérgica bastante grave que me hizo estar unas horas ingresada en el hospital. Tras este chute de cortisona y demás, me aconsejaron aparcar el tema embarazo 😞. Me hundí en la miseria pensando cuándo podría volver a intentarlo porque no mejoraba, dependía del Ebastel para parar la salida de esos enormes habones en mi piel que me picaban al extremo. No sabían que me estaba provocando esa alergia y por tanto como pararlo y bueno, seguimos sin saber que me pasó.

Sin saber porqué ni como vino, también desapareció. Tras un tiempo prudencial para limpiar mi cuerpo, volvimos a la búsqueda del ansiado positivo aunque sin muchas expectativas debido a que mi marido y yo no coincidíamos en mis días fértiles. Yo y mi obsesión con esos días!😒

Recuerdo que ese mes que retomamos la “acción” jiji me lo tomé de manera diferente. Estaba aquí mi amiga de Bcn y eran ferias, salíamos y algún mojito caía, subí hasta a una atracción para rememorar viejos tiempos juntas. Y cuando llegó el día de mi período…no vino. A la semana pudimos confirmar ese esperado positivo. Estaba embarazada de nuevo!!!! Cuando menos lo esperaba!!!!

Consejo: no os obsesionéis como yo en la búsqueda, es peor, hacerlo cuando apetezca 😜 y sin mirar el calendario.

Y bueno, ya estoy en la semana 32!!!!! Poco a poco os iré contando este embarazo, un poco más tortuoso que el primero.

Bea

Mamis 2.0

Anuncios

Lo que tiene que escuchar una embarazada del segundo

Lo primero de todo, mil disculpas por estar tanto tiempo desaparecida. Llegó un momento en que me sentí desmotivada y sin saber que aportar a otras mamás y dejé de escribir. En todo este tiempo mi vida ha cambiado de nuevo, y poco a poco os iré poniendo al día, prometido 😉

Quizás os preguntéis por que justamente hoy he retomado el blog. ¿Sabéis de esos momentos en los que necesitas urgentemente hablar con mamás que sientan lo mismo que tu? Hoy necesito hablar sobre lo que pienso, sobre lo que siento y los demás me hacen sentir.

Os pondré en antecedentes. Estoy embarazada del segundo, semana 27 y como ya os podréis imaginar con las hormonas muy revolucionadas. Llevo escuchando las mismas palabras desde que mi entorno supo la noticia.

“Ya verás que envidia coge el mayor”. “No cojas mucho al bebé para que el mayor no tome celos.” “Uyy si ahora se comporta así, cuando llegue el hermanito…”

Y otras palabras similares…

Pasará lo que tenga que pasar, pero ¿Por qué adelantar los acontecimientos? ¿Por qué decirle a una embarazada estas cosas que no la benefician para nada en absoluto? Porque por nada del mundo una madre quiere que su hijo mayor se sienta desplazado y no querido. ¿Por qué hablar de una situación que aun no ha llegado? Que no somos adivinos! Que cada niño es un mundo y que si llegado el momento hay que gestionar unos celos, pues no pasa nada, es un sentimiento mas que todo el mundo ha vivido alguna vez en su vida. Además esa gente no va a vivir en mi casa, que mas les da si hay celos y rabietas.

Me dicen… “No te lo tomes así, son palabras bien intencionadas.” Es posible, no digo lo contrario, pero no ayudan al que las escucha.

El último comentario de esta retahíla, me colmo el vaso. “Pues tendrás que dejarlo una temporada con sus abuelos” Queeeeeeee??? No podía creer lo que estaba oyendo, y de alguien cercano! Entonces, ¿la mejor manera de parar los celos es desplazando al mayor a casa de los abuelos? Sin palabras.

Ya os contaré como van sucediendo los acontecimientos una vez llegue el día, pero no quiero pensarlo antes de tiempo. Me niego a preocuparme antes. Quiero disfrutar de mis dos hijos sin tener prejuicios sobre como actuaran cuando se conozcan. Y si tengo la suerte de que alguien bien intencionado lee esto, por favor evita tus comentarios negativos, no ayudan, hacen daño.

Y vosotr@s, ¿Escucháis muchos comentarios de este tipo? ¿Estáis cansadas de los comentarios “bien intencionados”?

PD. Gracias!!! Escribir me sana el corazón.

Bea

Mamis 2.0

Detalles que enamoran

Seguro que estamos de acuerdo en que una madre es madre los 365 días del año y merece un reconocimiento diario sin día específico. Pero para que no se nos suban a la cabeza los alagos jajaja dejaron el primer domingo de mayo para esa celebración.

Para ello nuestro retoños nos hacen una manualidad en el colegio. Son detalles imperfectos pero tan llenos de amor que lloras de emoción cuando los recibes. Aquí una pequeña muestra de regalos del Día de la Madre que las Mamis 2.0 hemos recibido este año. Verdad que son bonitos???

 

¿Cuál ha sido vuestra detalle manual este año? Compartir con nosotras esos detalles que enamoran y roban el alma.

Mamis 2.0

Esos días que marcan nuestra vida

Entre la regla, la pre- regla, la post-regla, la ovulación, los lunes, las resacas, los problemas que me busco y los que el mundo me estampa, tengo, como mucho, un día bueno al mes. ¡Pero menudo día!

Para bien o para mal, la menstruación marca la vida de toda mujer. Recuerdo mi primera regla como un trauma, un hecho irreversible de que me hacía mayor con todas sus consecuencias. Ya no podría ir a la piscina esos días!!! Gracias a dios, las cosas han cambiado y las mujeres podemos seguir nuestra rutina de piscina o deporte sin importar que día de nuestro ciclo sea. Contamos con los tampones!!! 😎

Me acostumbré a sentirme mujer y a esperar mi periodo una vez al mes, pero en ese momento en el que decidimos ser padres, la regla se volvió a convertir en mi peor enemigo. Mes tras mes lloraba, hormonas y decepción, cóctel molotov que mi querido tuvo que soportar. A veces pienso que se merece un monumento!!! Porque entre nosotras, la regla saca lo peor de mi jajajajaja. XD ¡Vivan los cambios de humor!

Benditos todos los meses que dije adiós a las compresas tanto en el embarazo como en el afortunado post parto con el que disfrute de 10 meses de carencia. Volvió a mi cuerpo y aunque se vive muy libre sin ella, la necesitaba como al agua para equilibrar mis hormonas.

Ahora, aunque suene raro, celebro cuando asoma pues no está en mis planes tener otro baby hasta que ponga en orden mi vida y Lucas sea más independiente.

Para que esos días sean lo más cómodos posibles, en el mercado encontramos diversos productos y marcas. Este mes, Próxima a ti me ha enviado esta fabulosa caja repleta de muestras de las mejores marcas al respecto. Además de probarlas, repartiré 20 pack entre adolescentes para que su primer vez no sea tan traumática como la mía 😀 jajaja  #madresehijas.

Me encanta probar productos nuevos como iréis comprobando. Aunque ya usaba Evax antes porque son las únicas que no me dan picores, (aquellas de un dedo de gordas que me ofreció mi madre la primera vez ya pasaron a la historia) he descubierto en esta caja unos salvaslips  geniales que no se despegan ni se notan que los llevas.

Bueno ahora contarme vosotras… Cómo fue vuestra primera experiencia menstrual? Vuestras hormonas también están locas como las mías?

Pd: Siento estas semanas de ausencia… Os cuento un secreto??? Este post lo estoy escribiendo mientras consigo que el peque se coma la cena… Que pesadas que somos las madres con esto de la comida… 🙄

 Bea

Mamis 2.0

Reproducción asistida

Este es un tema poco conocido, poco sabía yo de él, pero en el maravilloso mundo de la maternidad no pasa un día sin aprender algo nuevo. Hay muchas mujeres que desean más que nada en el mundo ser madres pero que por diversos inconveniente o problemas, necesitan recurrir a la reproducción asistida.

Es importante saber que hoy por hoy, en España, estos tratamientos son costeados por la Seguridad Social siempre y cuando se cumplan unos requisitos entre los que cabe destacar que la edad máxima es de 40 años y no se deben tener hijos previos. De esta manera se “garantiza” la maternidad sea cual sea tu capacidad económica. Puesto que hay largas listas de espera y hay una edad máxima, la rapidez al acudir al especialista en cuanto se detecte cualquier circunstancia adversa es vital. La edad se eleva a 50 años si hablamos de centros privados y ya se sabe con dinero melones.

En la Seguridad Social tenemos derecho a cuatro intentos para la inseminación artificial y tres intentos para la fecundación in vitro y poseer buena reserva ovárica ya que como sabéis solo tenemos un determinado número.

La inseminación artificial es un procedimiento relativamente natural, pues lo que se hace en realidad es facilitar a los espermatozoides el camino de llegada al óvulo salvando o quitándole todos los obstáculos posibles. Esta técnica da muy buenos resultados cuando el problema es que los espermatozoides del hombre son perezosos o de poca movilidad. Cuando la inseminación artificial no da resultado se utiliza la reproducción in vitro.

La Fecundación In Vitro comienza con la obtención de óvulos mediante la estimulación ovárica  durante 8 o 10 días. En este tiempo se extraen de 7 a 12 óvulos con una punción que dura 15 minutos para cual te anestesian. Hay dos tipos:

     Fecundación in vitro convencional que consiste en el contacto del óvulo con unos 25.000 espermatozoides, provenientes de la pareja de la paciente o de un donante, que se dejan a su suerte en el laboratorio.

 Microinyección o inyección intracitoplasmática que se realiza inyectando solo un espermatozoide óptimo en el óvulo. Esto ocurre caundo el semen es de mala calidad y es necesario seleccionar el espermatozoide más adecuado.

Hay que tener en cuenta que los medicamentos que se toman para conseguir la fecundación pueden ocasionar cambios de humor, dolor de cabeza, dolor abdominal y otras secuelas. Algunos de estos medicamentos se tienen que inyectar varias veces al día pudiendo ocasionar hematomas.

Si estas un año buscando y todavía no lo has conseguido, ve al ginecólogo y no te preocupes o desesperes cada vez que vuelve a bajarte la regla. El cuerpo humano es muy complejo y cualquier tontería puede estar afectando al proceso de concepción. Conozco varios casos en los que la solución iba de la mano de unas simples pastillas. Y si el problema es más complejo o es debido a tu pareja, habrás ganado tiempo porque además debemos pensar que cuanto mayor es la mujer, menor será la posibilidad de que se quede embarazada y mayor la de que se produzca un aborto si consiguiese quedar.

A muchas valientes mujeres que han pasado por esto les da vergüenza contarlo y no hay porqué. Lo importante es llegar a lo que se quiere, tu ansiado bebé y todo el proceso da lo mismo. Siempre hay que luchar por lo que se quiere con la cabeza bien alta y el tener que recurrir a estas técnicas no te quita valor como madre o padre. Pensemos que nuestras experiencias pueden ayudar a muchas otras personas en nuestra misma situación.

Bea

Mamis 2.0