Archivo de la categoría: Sueño

El porqué yo no sigo el método estivill.

Quizás os preguntéis porque saco el tema ya que es un método refutado científicamente pero es que el otro día hablando con un padre me dijo que él lo que había puesto en práctica  con sus hijos ya mayores de 17 y 21 años y que me lo recomendaba. Me quedé muerta!!! Intente darle motivos de peso por los que yo rechazaba de pleno dicho método pero además de no escucharme, me dejó indignada.

Le hablé de las pruebas científicas que demuestran los altos niveles de cortisol en el cerebro debido al estrés con los que se somete al niño al dejarlo sólo sin atender sus llamadas continuas de atención. También le dije que esta metodología educaba a los niños en la apatía y la baja autoestima.

“Es que los niños tienen que dormir sus horas” me dijo. Claro pero su nivel de maduración cerebral no es el mismo que el tuyo y por tanto no dormirá de seguido como tú, ni siguiendo los horarios que tú le quieras marcar. Esta demostrado que esto no ocurre hasta los cinco o seis años de edad.

Me llego a decir que  a los niños hay que educarlos desde pequeños a que hagan lo que tienen que hacer…perdona? Un niño no es que sepa que tiene que dormir, sino que de forma fisiológica lo hará. Lo que tú le enseñaste a tu hijo es a dormir en su habitación sólo porque querías educarlo en unos convencionalismos que a la vez te resultaban prácticos pues tu hijos no te molestaban cuando querías dormir.

Ahora es que la moda es otra…me dijo. No,  la crianza con amor y respeto no es una moda, es lo normal, lo que se ha hecho toda la vida. No me crió mi madre así, con amor y respeto hace ya 30 años? ¿Tu instinto te dice que dejes llorar a tu hijo desconsoladamente hasta que de puro agotamiento se duerma?¿No eres adulto y te gusta dormir con tu pareja? Con más motivo querrá dormir un niño con sus padres con los que se siente querido y protegido.

Os recomiendo la lectura de “Bésame Mucho” de Carlos González. Me lo recomendó Zaira (componente de este blog) cuando más lo necesitaba, cuando estaba saturada por la falta de sueño por la que todas pasamos y me encantó.

 

 

Yo desde luego sigo mi instinto porque somos parte de una creación, de una naturaleza sabia que se guía por leyes no escritas que hacen posible nuestra existencia. Los patrones que debemos seguir están en nuestro corazón, nadie le enseña a una leona como tiene que cuidar a su cría y en cambio lo hace a la perfección.

Que cada cual críe a su hijo como quiera pero si yo no hago lo que tú, no me juzgues, no me intentes dar lecciones con prepotencia y sobre todo no des por hecho que me estoy equivocando por tener un modelo familiar distinto al tuyo donde se trata a los niños como iguales y no como seres inferiores.

Bea

Mamis 2.0

Anuncios

La hora de la siesta

Bien es sabido por todos la importancia que tiene la siesta para los niños pequeños. Muchos son los beneficios de este tiempo de sueño, pudiéndolo considerar como una necesidad fisiológica ya que los niños que duermen siesta aprenden mejor.

Se aconseja que se realice hasta los cuatro años algo un poco impensable en algunos lugares en los cuales no existe la jornada intensiva en los centros escolares, por mucho que algunos colectivos luchen por ello. Y claro una vez el niño está escolarizado y debe ir a clase por la tarde, la siesta es casi imposible.

No debe ser una siesta larga (una o dos horas dependiendo del niño). Ellos son como nosotros, ¿A cuántos de nosotros nos da sueño después de comer? Si para nosotros es estupenda la cabezada de 20 minutos…Imaginémonos para ellos.

image

Ahora bien, ¿Y para las mamás? ¿Qué importancia tiene que tu hijo haga siesta? Me atrevo a decir que es una necesidad vital de toda madre. Es nuestro momento!!!

Durante la siesta las mamás aprovechamos para todo tipo de cosas: un momento de relax sólo para nosotras, para dormir cuando la noche ha sido toledana, para una ducha tranquila… Sin esos momentos de sosiegono somos nada. Que levante la mano la súper mamá que no añora en algún momento la tranquilidad o unos minutos sólo para ella. Ahhh y esto no esta reñido con el amor que profesamos a nuestros pequeños.

Pero a veces estamos tan atareadas y somos tan altruistas que usamos esos minutos de tranquilidad que tanto necesitamos para adelantar las mil tareas de la casa que tenemos que hacer. Y somos tontas, yo la primera, porque todo puede esperar excepto nuestro descanso y felicidad. Seamos realistas, no podemos abarcar todo lo que quisiéramos y cuanto más descansadas y felices somos, más receptivas estamos con nuestros pequeños. Y esto es así. Necesitamos nuestro momento!!!

A pesar de la importancia de la siesta, he de confesaros que, poco a poco, noto como mi niño la quiere ir dejando atrás. Ya hay días que se niega a perder una hora de su tiempo para dormir, sólo quiere jugar y jugar y después…jugar. Y no me hago a la idea!!! Yo, que atesoro esos momentos como oro en paño, esos minutos en los que me siento frente al ordenador y con una gran taza de Nesquick (el café no es lo mio jajaja) y me dedico a lo que más me gusta, escribir.

Bea

Mamis 2.0

 

 

{ El placer de aMAMAntar }

Cuantas veces había oído esta frase, yo que quise amamantar y no pude. Cuantas veces intenté entender lo que significaba y ahora entiendo que me quedaba corta, porque ahora que aMAMAnto se de primera mano qué es y lo que se siente.

12226335_10153804299706742_663460019_n 12231308_10153804298296742_1376124354_n 12233163_10153804298201742_1843938735_n

¿Es aMAMAntar un placer?

Claro que sí y muchísimo más: es un placer, un gusto, una sensación, una conexión, un sentimiento, es crecer, es más, es crecer juntas,  es amar, es sentir, es palpar, es saborear cada instante, es ir sin prisas, es no tener que preparar nada, es no tener que levantarte ni despertarte de noche, es colecho (almenos para mi), es despertarte junto a tu bebé (o en mi caso junto a las dos), es facilidad, es naturalidad, es carnal, es una mirada, es una sonrisa con tu pezón dentro, es seguridad, es notar como tu bebé se gira de noche y se sirve sola, es salir de casa con lo puesto y un pañal en el bolsillo del vaquero, es portear hasta el infinito, es su chupete, son nuestros momentos, es dormirse en la teta, es dormirnos juntas poco a poco, es no oír llantos, es cuidar de ti, es abrazarte, es acariciarte y besarte en un solo gesto, es entender el cuerpo de la mujer, es controlar tu cuerpo, es felicidad, es dependencia, es exclusividad, es paz, es sentir que me buscas, es sentirme realizada día a día, es nutrirte y nutrirme, es hacer lo que quieres y amas, es pasar de miradas sucias y comentarios inapropiados, es naturaleza, es sentir como toda tu buscas acercarte y agarrarte de noche y hacerte una bolita contra mi, es poder estar escribiendo este post de noche y a oscuras mientras a la vez  te amamanto mientras duermes…

Por estas razones y mil más que aun me quedan por descubrir aMAMAntar es un placer.

Bona nit!

Paula

{ Mi Octavo mes de embarazo… }

Mi octavo mes de mi segundo embarazo está siendo más duro de lo que me pensaba… Ya estoy en la semana 33, ¡hoy exactamente en la 33+2!

11006089_10153184303976742_1995385798_n

He tenido un embarazo estupendo, unos primeros meses sin molestia alguna, sin náuseas,  sin nada… Y realmente parecía de ensueño teniendo ya una pequeña de 2 años.

Hasta que ha llegado el octavo mes de embarazo. No puedo más.

Últimamente mis noches de insomnio son más frecuentes, con lo cual durante el día estoy cansadísima. Mi pequeña vikinga ya se encarga de agotarme del todo. Además ya me cuesta ir detrás suyo, ella cada vez corre más y yo cada vez puedo menos…

Las noches que finalmente puedo dormir me fatigo si estoy boca arriba, ya que el barrigón me oprime los pulmones… jejeje ¡Todo un cuadro! Boca abajo imposible desde hace semanas aunque era mi posición favorita… 😦 Y si duermo de lado me duelen las caderas, sea cual sea el lado sobre el que duerma. Me comentó la comadrona que eso es bueno, pues mi cuerpo ya se está preparando, se está ensanchando para el gran día. Eso me alegró, pero cuando lo sufro cada noche me muero de dolor. Luego cuando me levando ando como un pato durante un rato… Y cada día me despierto ya con dolor de espalda. Así que deseando estoy que pasen estas últimas semanas, tener mi retoño y olvidarme de todos estos síntomas.

Aunque se que después vendrán otros… 🙂

No se si os pasa también, pero tengo un montón de rampas en los pies. Hace unos días tuve una de risa. En medio de una sesión de fotos me dio una rampa en el pie derecho y me salió  la pierna disparada hacia un lado. ¡Nos empezamos a reír a carcajadas! La verdad es que fue muy cómico… jejeje Madre mía…

11016567_10153184304046742_135496030_n

Hasta hace poco aun no había tenido las famosas contracciones de Braxton Hicks. Bien pues de golpe, ha sido entrar en este nuevo mes y las tengo a diario y un montón. Se me pone la barriga bien dura, bien dura, bien dura y no veas como aprieta hacia abajo, duele un poco. En su mayoría son indoloras pero necesito sentarme un par de minutos.

¡Sentarse o estirarse es cada vez más difícil, pues ya casi no tenemos abdominales y eso se nota!

No es que especialmente te sientas Súper Sexy en esta etapa, pero sí que el apetito sexual es más frecuente que en el primer trimestre de embarazo por ejemplo. Recuerdo que en mi primer embarazo era aun más acentuado, tenía muchas ganas a menudo, pero tengamos en cuenta que ahora ya somos tres en casa esperando al cuarto y hay menos ratos para estar en pareja. ¡Pero está claro que si quieres los encuentras!

Otro de los síntomas que he notado éstas últimas dos semanas es la acidez de estómago y/o digestiones pesadas. Me cuesta más hacer una buena digestión y además al cabo del rato tengo acidez… Ya se que se debe a que el estomago es presionado por el útero estas últimas semanas, pero ahí está un síntoma más.

Y finalmente las idas y venidas al baño son cada día más frecuentes. De noche parece que voy a explotar y al menos voy un par de veces sino más. Otro de mis aliados a sufrir insomnio luego, ya que una vez despierta me cuesta agarrar el sueño de nuevo.

11016508_10153184304086742_1272469003_n

Y aquí me tenéis,

me voy a descansar un ratito más que son las 6.30h de la madrugada 🙂

 

¡El gallo ya canta! Hasta mañana…

Paula

 

 

 

¿Y si tu hijo no duerme?

images

Las mamas sabemos que los bebés no duermen toda la noche y que las tomas nocturnas son normales. Algunos se despiertan cada hora, otros aguantan algo más o se echan siestas de dos horas y otros les dura el sueño media hora…cada niño es un mundo.

Ahora bien, van pasando los meses y hablando con otras mamis te das cuenta que los demás bebes duermen muy bien, mejor que tu retoño. Duermen toda la noche en su cuna y duermen siestas larguísimas y claro… tu hijo NOOO.

Le das mil vueltas, estás muerta de sueño y piensas que estás haciendo algo mal. Y salen los graciosos comentarios: “¡es que tiene mucho vicio con la teta!”, “Si ya no tendrás leche”, “¡¡¡Quítasela  ya!!!” Y tú piensas…que sabrás tú de la leche que yo tengo.

Otras mamás practican el colecho y las pobres son criticadas. Y digo yo, ¿¿¿que más les da si de esta forma podéis descansar los dos??? No temáis… Cuando vuestros niños tengan 20 años ya no dormirán con vosotros así que si os gusta adelante con ello.

Mi hijo ha sido y es muy poco dormilón. Ahora, a sus 15 meses, es cuando duerme algo mejor. Y es muy gracioso pues me decían…tranquila al año se regulan. Mentira jajaja depende del niño. Yo crédula de mí guardé la esperanza y ahora sé que cada niño es un mundo y aprendí a vivir durmiendo menos.

Por eso no os agobiéis si vuestro hijo no duerme como los demás. Sed pacientes, pues todo llega, pero ante todo no penséis que estáis haciendo algo mal o que vuestro hijo no es normal. Seguid vuestro instinto y pensad que estos niños tan buenos no son la gran mayoría. Y si tu peque duerme toda la noche desde muy bebé… ¡enhorabuena! eres una mamá afortunada, disfrútalo.

Bea