Archivo de la categoría: Estilos de vida

¿Verdad o mentira?

Hoy quiero compartir con vosotr@s las declaraciones de Samanta Villar en el ABC. Como ella ha dejado su opinión, yo también quiero dar la mía (aunque no soy figura televisiva jajaja) más que nada porque no comparto su visión. Somos muchos, padres y madres para los que tener hijos es lo más.

Ella nos habla de que se pierde calidad de vida cuando se tienen hijos. ¿Verdad o mentira?

Bien, para mi la calidad de vida es ser feliz y no depende de las cosas materiales que tenga ni de los viajes que pueda hacer al año porque este donde este lo que quiero es rodearme de esas personas a las que quiero, mi pequeña familia. Ellos son los que le dan calidad a mi vida. Las comodidades  y los placeres no te abrazan ni te comen a besos. Tu vida estará vacía si no la llenas con cosas de valor. El dinero va y bien y las circunstancias cambian de la noche a la mañana.

Para ella la maternidad es dura, con inconvenientes insoportables,  dificultades extremas y un sacrificio estratosférico y como nadie te cuenta la realidad tomas una decisión engañada… ¿Verdad o mentira?

¿¿¿Insoportable, extremo, estratosferico??? Parecen los adjetivos de alguien que esta describiendo su escalada al Everest!!! TODO lo que verdaderamente merece la pena en esta vida necesita por nuestra parte un esfuerzo y un sacrificio. Claro que la maternidad es dura, pero merece tanto la pena… Más que cualquier vida llena de placeres u horas de diversión. 

No estoy en contra de esas mujeres que deciden no ser madres, para nada. Las respeto en gran manera pues cada cual decide que quiere hacer con su vida y tiene sus propias metas.

Si la maternidad fuera tan horrible, las madres no iríamos a por el segundo hijo. Seguro que detrás de sus declaraciones hay un duro postparto que no le ha permitido disfrutar de su maternidad.

Según ella debemos abandonar ya esta idea de que la maternidad es el último escalón en la pirámide de felicidad de una mujer. ¿Verdad o mentira?

No se debe generalizar. Para muchos hombres y mujeres tener hijos es felicidad. Tenemos como anticuado el concepto de familia pero para muchos todavía tener una familia es algo de gran gozo y los hijos, para muchas mujeres si son la cúspide pues prefieren ser madres antes que cualquier éxito laboral. 

Si es cierto que la maternidad está infravalorada, que no tenemos facilidades para la conciliación pero a pesar de todo, tener hijos es maravilloso.

Para mi, mi hijo es mi mejor adorno, mi mejor decisión en la vida. No quiero el reconocimiento de nadie, me sobra con su te quiero antes de ir al cole o de acostarse. Y repito, esta es sólo mi opinión, sin críticas, y la de otras madres y padres pero que también tienen derecho hacerse oír.

Bea

Mamis 2.0

Si a la jornada continua

En tan solo tres meses de escolaridad de mi hijo, me he dado cuenta de que por lo menos he hecho una maratón en viajes de ida y vuelta al colegio. Si,  porque donde vivimos todavía estamos en la edad de la jornada escolar partida.

Entre idas y venidas se pasa el día, corriendo y siempre mirando el reloj. A las 9:15 entramos al cole, y yo de vuelta a casa, limpieza, compra o lo que toque ese día. Dos días a la semana sale a las 13:30 por lo que antes de ir a recogerlo tengo que dejarme la comida preparada si no, no tenemos tiempo material para comer, fregar los platos y volver al cole pues se entra a las 15:30.

Miércoles, jueves y viernes la salida a comer es a las 12:45. Bien, al menos ya no comemos de corre prisas pero la mañana pasa volando. A la que te quieres dar cuenta se ha hecho la hora y no te ha dado tiempo a tanto como querías hacer.

Lo peor de lo peor son las tardes de 15:30- 17:00. No te da tiempo nada mas que a ir y volver. En un clima frío como el que sufrimos por aquí a la que quieres entrar en calor, tienes que volver a salir. Que pereza!!! Menos mal que el viernes por la tarde no hay colegio…la mejor tarde de todas, relax y a jugar toda la tarde.

Vale,  si vives cerca  del centro escolar, tira que te vas, pero como vivas a distancia media…lo que os decía, una maratón!! Tanto que estoy hasta pretando carnes de tanto andar deprisa para arriba y para abajo jajaja no hay mal que por bien venga. También podemos ir en coche pero luego para aparcar tardas mas que si vas andando.

Esto de la jornada continua tiene sus defensores y retractores dependiendo del estilo de vida de los padres. Debido a la falta de consorcio, todavía en esta comunidad no se ha impuesto dicho horario. Como podéis apreciar soy defensora acérrima jajaja. Pero no solo por la comodidad de padres e hijos si no porque además esta demostrado que se rinde mas con dicho horario.

Por suerte ya hay algunos colegios que prueban su viabilidad en este curso escolar y otros lo están pensando para el curso que viene como es el caso de nuestro colegio. Ojalá al año que viene pueda decir que tenemos las tardes libres!!!

¿Vosotras ya disfrutáis de la jornada continua o sois como yo, un reloj con patas?

{De la teta al Plato } BLW, Baby Led Weaning… ¡a nuestra manera!

BLW

{ De la teta al plato } 

IMG_5339

Carlota con menos de 5 meses se moría por probar la comida, su alimento favorito: ¡el plátano!

Hacía ya tiempo que con el segundo hijo quería hacer las cosas de manera distinta respecto a la comida, no es que con la primera me haya ido mal, que va… ¡Martina es una campeona y come súper bien! Lo que sí que recuerdo es estar siempre rodeada de tuppercitos, para la comida, la merienda, la cena.. Algunos los congelaba, así me duraban más.. me pasaba todo el día cocinando para una minipersonita.

Así pues que con el segundo, quería probar si realmente funcionaba el tema este del BABY LED WEANING, y ¡¡os aseguro que es la bomba!! Ésta manera de iniciarse a la alimentación, diría yo que es de lo más natural, a trocitos y después a trozos. También os tengo que decir, que por muy interesada que estuviera yo por el tema, me daba muchísimo respeto. Pero, ¿Sabéis quien tomó cartas en el asunto? Carlota, ella misma me dijo que NO a cualquier papilla de cereales que le puse delante, a cualquier papilla que le puse de frutas, vaya a cualquier triturado. Así que empecé a ofrecerle alimentos a trozos sí o sí.

¿Cuándo empezamos? Carlota es una niña de mucha teta, así que realmente empezamos como a los 7 meses, aunque le di a probar cositas antes, realmente no empezó a ingerir diariamente “algo” hasta los 7 meses y poco.

¡Las 3 Regals Básicas! 

  1. QUE SE AGUANTE BIEN SENTADO, que tenga fuerza en la espalda y que aguante súper bien la cabeza
  2. QUE TENGA INTERÉS POR LA COMIDA, Carlota empezó a interesarse pronto, a los 3 meses y medio se abalanzaba ya sobre nuestros platos, a partir de los 4 y pico le di a probar cositas puntualmente.
  3. QUE TENGA ALGUN DIENTE… Ésta nos la hemos saltado, porque con casi 11 meses no le ha salido ni UNO.. jeje

IMG_4747

Aquí claramente no estaba preparada, su espalda aun arqueaba hacia delante. Fue la primera vez que la senté y ya vi que era muy pronto, ¡pero me hacía ilu!

IMG_5822

Aquí ya se ve que es mayor, que la espalda la tienen bien recta y fuerte y que ¡demuestra interés claramente por los alimentos!

IMG_5821

¡Le gusta probar de todo! Para eso mis hijas han sido unas campeonas, lo prueban todo, todo, todoooo y después ya deciden si les gusta o no 😉

Primero de todo, empecé a darle alimentos cortados en “palitos” más o menos largos para que probara, tal cual, de lo que yo estaba a punto de cocinar, le daba a probar en crudo, cocinado… ¡¡Al principio solamente chuperretean!! También le daba gajos de naranja con piel y todo, de mandarina me daba más respeto al ser pequeños, la manzana un cuarto para chupar, el hueso del pollo también sin cartílagos para que lo chupara y relamiera lo que quedaba… Hasta que hizo bien la pinza con los dedos pulgar y índice, que entonces ya le empecé a dar trocitos pequeños para que los cogiera ella misma y se los comiera.

Al principio es una “MARRANADA”, ya que el 90% de la comida se va al suelo, pero poco a poco va entrando más a la boca y cuando en sus caquitas ves un trozo de zanahoria… ¡te hace hasta ilusión! 🙂

La criaturita en cuestión come lo mismo que los papás, con lo cual quiere decir que solamente cocino un menú para los 4. Siempre lo hemos ido adaptando un poco a ella, a la pequeña, así que nos va fenomenal.

He ido introduciendo alimentos poco a poco, como el gluten, las carnes y pescados, ahora el huevo… Y de momento todo fenomenal. Aunque se empieza a decir que el orden de los alimentos no importa, ¡yo he ido con pies de plomo!  Cada mamá es un mundo, ¡así que yo lo he hecho a mi manera!

También reconozco que al no tener ni un diente me da cosa ofrecerle según qué tipos de alimentos, así mientras ella tiene algo en las manos yo se lo doy directamente a la boca en trocitos más pequeños, supongo que cuando empiecen a salirle (y espero que no tarden mucho!!) mi instinto animal se calmará… jejeje

Mi opinión: si no estás segura no empieces, si no lo ves preparado no empieces. ¡Esto es un asunto de 2!

¿ Sus alimentos favoritos? LAS TORTITAS DE ARROZ bio!! Y el plátano!! Y el pollo!!

Hace unos meses que en casa solamente entran alimentos saludables y bien sanos, ¡así que nuestra dieta es súper equilibrada! Pero creo que este punto merecerá seguro otro post 🙂

¿Estás interesada en ésta manera de alimentar?

¿Sabías qué era el BLW?

Espero que os haya gustado el post de hoy ❤

si tenéis dudas o interés sobre éste tema u otros me podéis escribir un email a: fotografia@paulapellicer.com o en mi web http://www.paulapellicer.com encontraréis el apartado de contacto 🙂 y estaré encantadísima de recibir vuestras dudas, recomendaciones, intereses… ¡todo!

Paula

Lo que odio de ser mamá.

Al convertimos en mamás nuestra perspectiva del mundo cambia. Nos damos cuenta de cosas que antes ni reparábamos, hacemos cosas que sólo haríamos por ellos y nos molestan cosas que antes nos daban igual. Y bueno, la maternidad es maravillosa pero también conlleva cosas que he llegado a odiar.

Te levantas a media noche a oscuras, intentando hacer el menor ruido posible para que el chiquitín no se despierte. Como todos los juguetes están esparcidos…pisas algo, te haces muchísimo daño, lo rompes (tu peso lo aplasta) y aún encima del dolor físico, te sientes a morir porque has roto su juguete favorito.

Nunca me ha gustado el pescado pero claro una buena madre tiene la responsabilidad de alimentar bien a su bebé así pues aunque odio desmenuzar y quitar las espinas, ahí me tenéis con toda las santa paciencia elaborando sus cenas. Esto solo se hace por un hijo!!! XD

Esto os parecerá una tontería pero una de las cosas que más pereza me da y detesto es cambiar las sábanas de la cuna. Pon el protector del colchón por los escapes que puedan ocurrir, remeter bien la sábana bajera porque si no a la mañana siguiente ha desaparecido, coloca la otra y la manta y el edredón. Tantas cosas en un espacio reducido, entre barrotes… Vamos que colocas todo a presión.

Mi hijo, un apasionado de las excavadoras y la arena, no tiene más obsesión que ir al parque y jugar en el suelo, donde más sucio se pueda poner. Esto no me importaría si no fuera porque a más arena más cacas de perro encontramos. Nunca entenderé que hace un perro en un parque infantil. 😡

Y seguimos para bingo con las infraestructuras. Antes de tener que llevar una sillita de paseo, no me había dado cuenta lo mal que están las aceras! Pocas rampas y las existentes son incomodísimas convirtiendo el paseo en una carrera de obstáculos. Es odioso ir por algunas calles, si por fin habías conseguido que se durmiera tu retoño…no te preocupes con un super escalón que tengas que bajar, lo tienes despierto de nuevo.

Sales a comer o cenar a un restaurante y…no tienen tronas 😕 Vale no están obligados a tener pero que se olviden de que vuelva. Es una incomodidad tener que comer con un niño en brazos y todos sabemos que se cansan de estar en el carro así que para salir en esas condiciones prefiero pillar comida para llevar y en casa a mis anchas cenar. Restaurantes del mundo ya sabéis, jajaja y ya puesto una zona lúdica, por pedir que no quede.

Llegas a un centro comercial con escaleras mecánicas y la gente hace cola en los ascensores…perdona????? No se supone que los  ascensores son para personas mayores, personas de movilidad reducidad y sillitas de bebé???? Pues sí más de una vez he vivido esta escena, ascensores llenos de gente que puede usar las escaleras normales y más aún las mecánicas sin dificultades. Esto en mi pueblo se llama falta de consideración hacía los demás.

Seguro que vosotr@s podríais añadir alguna más…

Bea

Mamis 2.0

 

Sobrellevando la situación

Cada familia es un mundo, una situación y más ahora que escasea el trabajo. Cada uno lo lleva o sobrelleva de una manera, se adapta o se reinventa.

Muchas mamás incapaces de conciliar trabajo y maternidad emprenden su propio negocio, olé!!!! Qué valientes somos las mujeres!!! Otras tiran de abuelos y familiares y hace malabares con su tiempo. Qué organizadas somos las mujeres!!! Otras aparcan su carrera profesional para dedicarse en cuerpo y alma a sus hijos. Qué altruistas somos las mujeres!!!

image

Yo soy de las que tienen la suerte de poder estar en casa cuidando del peque. Porque sí, lo considero un privilegio. Eso que antes se llamaba ser maruja yo lo llamo disfrutar de la vida y de ese regalo que me ha dado que es mi hijo. Y creerme no soy de las que va en batín y rulos ;). Soy de la nueva generación de marujas.

Ahora bien, no creáis que esto es perfecto, sobrellevo mi situación. Cinco días a la semana, peque y yo estamos solos. Papá trabaja lejos de casa, cada semana en un lugar distinto de forma que no podemos mudarnos con él. Y esto es duriiiisimo :(.

image

Al principio, cuando retoño no había nacido, muchas noches dormía en casa de mi padres pues la casa se me caía encima. Después al nacer el peque esto ya no era factible, me negaba a que él no tuviera una estabilidad y me hice fuerte.

Pero uno no se hace fuerte de la noche a la mañana, lleva su proceso. El primer año se me hacia de noche cuando llegaba el momento de quedarme sola con mi bebé. Si se ponía malito o si necesitaba ayuda…todo pasaba por mis manos. Y gracias a las abuelas que me echaban una mano cuando más la necesitaba. Ahora, con este bagaje de más de dos años, ya lo tengo superado y me siento que puedo con todo. Aunque a una situación así una no se acostumbra en la vida.

Mi mejor amigo, el hombre de mi vida no está conmigo. Mi mitad se sacrifica para que yo pueda disfrutar de mi maternidad y cuidar de nuestro hijo. Porque en estos tiempos difíciles cada familia lucha por sobrevivir de la mejor manera que sabe.

El peque va tomando conciencia y lo echa de menos. Habla, bueno más que hablar, escucha y le manda besos por teléfono. Pero la cosa está así, soñando con los fines de semana y las vacaciones para estar los tres juntos, soñando con el día que pueda cambiar de trabajo al igual que muchas familias españolas…Ahhh y aún así dando gracias por tener un medio de vida.

Con vuestro permiso me voy a poner sentimental y con estas letras agradecer a papá todo su esfuerzo, sacrificio y dedicación, porque se que para ti, tampoco es fácil.

Bea
Mamis 2.0