Archivo de la categoría: Nuevas amistades

Las fiestas infantiles

Desde que soy madre  mi vida social ha ido disminuyendo, esas charlas con las amigas a cualquier hora del día o esos fines de semana de cenas fuera de casa, las tardes de cine,… En fin, todo esto ha cambiado y sí, lo escribo con cierta nostalgia, de recordar esos tiempos sin hora de vuelta a casa o de salir a la calle con lo puesto. Todos sabemos lo que es esto. Pero también sé que no cambiaría a mis princesas por nada del mundo y, aunque mi vida ahora sea un poco más compleja, también es más gratificante, llena y con más sentido.

Paralelo a mi bajada de vida social, ha ido el aumento de la vida social de señorita. Ahora a la que invitan a fiestas y eventos es a mi hija, la estrella son las Fiestas de Cumpleaños.

Para organizar una fiesta de cumpleaños cada familia se lo monta como puede, nosotras hemos ido a tres tipos diferentes:

1. Fiesta en locales preparados: tipo Txiki Park o Aventura Park. La última que asistimos fue en Aventura Park, el precio por niño era sobre unos 13€ e incluía la merienda, pastel, animación, piscinas de bolas, toboganes. L@s niñ@s se lo pasaron genial y los padres también disfrutamos viéndolos a ellos. Los inconvenientes que le veo es el precio, si son muchos niños te sale muy caro; y personalmente el estrés, ya sé que es una fiesta infantil pero, cuando llevaba un rato escuchando música muuuy alta y después de buscar varias veces a peque entre las bolas de la piscina, estaba un poco desquiciada.

Mis hijas se lo pasaron muy bien pero cuando salieron de allí iban como si se hubieran tomado tres red bulls juntos!!$_45

2. Fiesta en el parque: esta me gusta mucho, organizas la merienda y haces un picnic en el parque con los niños. Mucho más barata y al aire libre.  Inconveniente: depende de la estación del año te puedes congelar en la calle, asar de calor o puede llover. Pero la aventura es la aventura.playground-653864_640

3. Fiesta en casa: la última fiesta de mi hija la hicimos en casa, invitamos a 5 amiguitas más las mías, en total 7 niñas. Cuando llevábamos dos horas estaba agotada pero le sacamos todo el jugo a la fiesta.

Fiestainfantil
Si haces este tipo de fiesta, es recomendable pensar con anticipación juegos y actividades para l@s niñ@s, pretender que se distraigan solos es suicida, seguro que se les ocurren cosas que ni tú hubieras pensado nunca, demasiadas mentes pensantes.Nosotros organizamos una búsqueda de un tesoro, con mapa y pistas por el camino; disfraces de princesas para todas, piñata y lectura de cuentos. Con todo esto sobrevivimos una hora y media, más o menos. Después tuve que improvisar un par de juegos más.

Esta intensa experiencia, hizo que mi admiración por l@s maestr@s aumentara mucho. De verdad os digo que para mí, el profesorado hace uno de los trabajos más importantes de nuestra sociedad y la gente que se dedica tiene, o tendría que tener, mucha vocación.
Sólo de pesar que el próximo año peque también tendrá su propia vida social, me salen canas (y ya tengo unas cuantas), pero que no haríamos por nuestr@s hij@s.

 

Belén

Anuncios

Tengo una tribu

Ahora me imaginaréis con plumas en la cabeza y bailando alrededor de una hoguera pero nada más lejos de la realidad.

Mi tribu está muy lejos, pero a la vez muy cerca. A un golpe de ratón o de whatsapp.

Y nunca pararé de dar las gracias por haber topado con estas magníficas mujeres que me han arropado y ayudado tanto en mi maternidad.

En la que me vi tan sola.
No tenía amigas embarazadas, ni recientes madres alrededor. La que podría haber sido mi mayor apoyo luchaba día a día contra el Alzheimer y me sentí pérdida. Envuelta entre revistas de maternidad y dudas.

Encontrar de repente en un grupo de Facebook de mujeres reales. Con mis mismas dudas o con las respuestas de la experiencia tan próxima me hizo amar aún más la maternidad y ese momento.

Saber que me levantase a la hora que me levantase en la noche, con insomnio en el embarazo o para dar el pecho a mi pequeño. Habría una de las chicas para darme un rato de charla agradable.

O cuando en los peores momentos (ingresos, malas noticias…) han estado para apoyarse o apoyarnos sintiendo su dolor como nuestro y aliviadas de saber que no estábamos solas.

Y como no en las alegrías aún si cabe estábamos más unidas.

Ver crecer a tantos pequeños tan diferentes aprender de todo y saber que en algunos momentos estar harta, cansada o agobiada es muy normal….

Y poder desahogarte sin problema, ayuda, y ayuda mucho.

Recuerdo que cuando eran recién nacidos yo soñaba con vivir con ellas los nervios de sus primeros días de cole ¿Y quién nos lo iba a decir?
¡Ya estan aquí!

Habrá que seguir soñando y verlos abandonar el preescolar, ver algunos hacer la comunión, primeros campeonatos deportivos y verlos crecer aún más e ir conociendo aún más hermanitos.

Tribu no me faltéis nunca

Zaira

Mamis 2.0

El novio de mi hija

children-512601_640

La primera vez que mi hija me dijo que le gustaba un niño acababa de cumplir tres años e iba al jardín de infancia. Ese día me miró con su inocente mirada y su carita de ángel y me dijo:
– Mamá me gusta Toni- A mí se me paró el corazón mientras la miraba con curiosidad.
-¿Cómo hija?- contesté- ¿Quieres decir que te gusta jugar con él.
– No mamá, es que me gusta – Pensándolo un poco me di cuenta que la niña no tenía mal ojo, se había escogido al más guapo de la clase.
– ¿Y no prefieres a Ian o Luís? Que se ven tan buenos y simpáticos– Vamos, lo que toda madre quiere.
-No mamá, me gusta Toni.
Ahí dejé la conversación y seguimos caminando mientras mi cabeza seguía pensando, ¿Pero esto será normal? ¿Es que empiezan tan jóvenes? Nadie me había avisado.

Al día siguiente, a la salida de la guardería, me encontraba buscando entre la multitud a mi futura consuegra cuando decidí preguntarle a una mama con más experiencia que yo.
-Tranquila, es completamente normal – me dijo mientras sonreía mirando mi cara de preocupación- a las mías les pasó igual.
Cuando comprobé que mi hija no estaba entrando en la preadolescencia me quedé mucho más tranquila y decidí dejar de darle importancia al asunto.

Después de Toni han venido otros pretendientes. Bueno, pretendientes para mi hija porque he podido comprobar que ellos no están por estos asuntos que tienen a las niñas tan entretenidas. A mi hija y a sus amigas, que también tienen sus respectivos amores. Para mi tranquilidad, también he podido comprobar que no hay riñas; si a una amiga le gusta el mismo niño que a ella pues se cambia de niño y punto. Total, al muchacho en cuestión ni fu ni fa y a ellas no les importa que el novio sea uno u otro, están enamoradas del amor más que del pretendiente.

El caso es que a las mujeres, desde bien pequeñas,  nos venden un cuento de hadas del que después todos salimos perdiendo: ellos porque no son príncipes azules si no hombres de carne y hueso con sus virtudes y defectos y ellas, porque les han vendido un cuento que no es real. Pero, mientras dura, ¿quién tiene el valor de quitarles este sueño? Está en nosotras como madres y en ellos como padres hacerles ver que las personas somos perfectamente imperfectas: cometemos errores, tenemos días buenos y días malos, sentimientos buenos y sentimientos malos y siempre estamos aprendiendo pero, lo más importante, es que les queremos con locura.

BelénCoracoes

¡Las amistades! Otro factor que también cambia con la maternidad…

Como ya hemos comentado anteriormente en los demás post, con la maternidad cambian casi todos los aspectos de nuestra vida, y una vez que te conviertes en madre todo da un giro de 360º y tienes que adaptarte a la nueva situación en la que te ves viviendo de repente.

Efectivamente todo cambia, pero para mí la mayor parte de los cambios son para mejor. Tienes a tu peque que  es lo mejor que te ha pasado y que te pasará en la vida. La relación con tu pareja se ve envuelta en estos cambios, ahora ya no sois los dos solos para todo, ya hay una nueva personita que ocupa el mayor tiempo y la que necesita muchos cuidados. La relación con tus padres y familiares mas cercanos también se hace mas fuerte, ya que todos nos vemos unidos por ese pequeño ser.  Y por último, y en relación al título de este post, otro factor que más cambios sufre tras la maternidad es la amistad. Con tus amigos de siempre sigues quedando pero ya de forma distinta. Ya no puedes ir a una disco o un pub hasta las tantas de la madrugada, no sólo porque tienes a tu bebé, sino porque tu propio cuerpo no te deja (te quedarías dormido incluso encima del altavoz más potente de cualquier discoteca que se precie, jejejeje, te lo aseguro). Pero bueno, si son amistades verdaderas, seguirás quedando con ellos en plan tranqui, en una casa para cenar, en un bar para tapear a una hora prudente, etc.

Esto con tus amigos de siempre, pero ¿¿qué pasa con las nuevas amistades??? Sí, las nuevas amistades son personas muy importantes para ti en este momento tan crucial de tu vida. Personas que se han cruzado en tu camino compartiendo contigo la mejor de las experiencias que vamos a vivir en la vida. Personas que nunca en la vida y para nada, ya sea por motivos de edad, o de forma de ser, te hubieras imaginado con ellas, ni tomando café, ni cenando en tu casa, con ellos, su pareja y con los bebes, ni en su boda, ni paseando con los carritos de los niños, ni en el parque contándote confidencias, penas y alegrías, mientras esos locos bajitos se lo pasan en grande subiéndose en todos los columpios y toboganes que se precien por allí, sin saber que serán grandes amigos para toda la vida. Porque ya han empezado el curso de su amistad desde dentro de la barriga, mientras sus mamás se enseñaban las ecografías y hablaban de lo que pesaban; y de las pataditas que les daban en la barriga mientras dormían.

Con esto quiero hacer ver,  que la maternidad te cambia la vida pero en todos los aspectos para mejor, porque incluso te hace encontrar a gente que si no hubiera sido por esto, nunca se habrían cruzado en tu camino y entonces nos habríamos perdido vivir una gran amistad.

Esto pasa también con mis MARIS, que aunque sea virtualmente, nos hemos encontrado de la misma manera y hemos compartido lo mas bonito que la vida te puede dar: ser MAMÁ.

MAMIS 2.0

PD: Las MARIS somos nosotras, un grupo virtual de 27 mamás. 🙂