Archivo de la categoría: Educación

El porqué yo no sigo el método estivill.

Quizás os preguntéis porque saco el tema ya que es un método refutado científicamente pero es que el otro día hablando con un padre me dijo que él lo que había puesto en práctica  con sus hijos ya mayores de 17 y 21 años y que me lo recomendaba. Me quedé muerta!!! Intente darle motivos de peso por los que yo rechazaba de pleno dicho método pero además de no escucharme, me dejó indignada.

Le hablé de las pruebas científicas que demuestran los altos niveles de cortisol en el cerebro debido al estrés con los que se somete al niño al dejarlo sólo sin atender sus llamadas continuas de atención. También le dije que esta metodología educaba a los niños en la apatía y la baja autoestima.

“Es que los niños tienen que dormir sus horas” me dijo. Claro pero su nivel de maduración cerebral no es el mismo que el tuyo y por tanto no dormirá de seguido como tú, ni siguiendo los horarios que tú le quieras marcar. Esta demostrado que esto no ocurre hasta los cinco o seis años de edad.

Me llego a decir que  a los niños hay que educarlos desde pequeños a que hagan lo que tienen que hacer…perdona? Un niño no es que sepa que tiene que dormir, sino que de forma fisiológica lo hará. Lo que tú le enseñaste a tu hijo es a dormir en su habitación sólo porque querías educarlo en unos convencionalismos que a la vez te resultaban prácticos pues tu hijos no te molestaban cuando querías dormir.

Ahora es que la moda es otra…me dijo. No,  la crianza con amor y respeto no es una moda, es lo normal, lo que se ha hecho toda la vida. No me crió mi madre así, con amor y respeto hace ya 30 años? ¿Tu instinto te dice que dejes llorar a tu hijo desconsoladamente hasta que de puro agotamiento se duerma?¿No eres adulto y te gusta dormir con tu pareja? Con más motivo querrá dormir un niño con sus padres con los que se siente querido y protegido.

Os recomiendo la lectura de “Bésame Mucho” de Carlos González. Me lo recomendó Zaira (componente de este blog) cuando más lo necesitaba, cuando estaba saturada por la falta de sueño por la que todas pasamos y me encantó.

 

 

Yo desde luego sigo mi instinto porque somos parte de una creación, de una naturaleza sabia que se guía por leyes no escritas que hacen posible nuestra existencia. Los patrones que debemos seguir están en nuestro corazón, nadie le enseña a una leona como tiene que cuidar a su cría y en cambio lo hace a la perfección.

Que cada cual críe a su hijo como quiera pero si yo no hago lo que tú, no me juzgues, no me intentes dar lecciones con prepotencia y sobre todo no des por hecho que me estoy equivocando por tener un modelo familiar distinto al tuyo donde se trata a los niños como iguales y no como seres inferiores.

Bea

Mamis 2.0

Anuncios

Si a la jornada continua

En tan solo tres meses de escolaridad de mi hijo, me he dado cuenta de que por lo menos he hecho una maratón en viajes de ida y vuelta al colegio. Si,  porque donde vivimos todavía estamos en la edad de la jornada escolar partida.

Entre idas y venidas se pasa el día, corriendo y siempre mirando el reloj. A las 9:15 entramos al cole, y yo de vuelta a casa, limpieza, compra o lo que toque ese día. Dos días a la semana sale a las 13:30 por lo que antes de ir a recogerlo tengo que dejarme la comida preparada si no, no tenemos tiempo material para comer, fregar los platos y volver al cole pues se entra a las 15:30.

Miércoles, jueves y viernes la salida a comer es a las 12:45. Bien, al menos ya no comemos de corre prisas pero la mañana pasa volando. A la que te quieres dar cuenta se ha hecho la hora y no te ha dado tiempo a tanto como querías hacer.

Lo peor de lo peor son las tardes de 15:30- 17:00. No te da tiempo nada mas que a ir y volver. En un clima frío como el que sufrimos por aquí a la que quieres entrar en calor, tienes que volver a salir. Que pereza!!! Menos mal que el viernes por la tarde no hay colegio…la mejor tarde de todas, relax y a jugar toda la tarde.

Vale,  si vives cerca  del centro escolar, tira que te vas, pero como vivas a distancia media…lo que os decía, una maratón!! Tanto que estoy hasta pretando carnes de tanto andar deprisa para arriba y para abajo jajaja no hay mal que por bien venga. También podemos ir en coche pero luego para aparcar tardas mas que si vas andando.

Esto de la jornada continua tiene sus defensores y retractores dependiendo del estilo de vida de los padres. Debido a la falta de consorcio, todavía en esta comunidad no se ha impuesto dicho horario. Como podéis apreciar soy defensora acérrima jajaja. Pero no solo por la comodidad de padres e hijos si no porque además esta demostrado que se rinde mas con dicho horario.

Por suerte ya hay algunos colegios que prueban su viabilidad en este curso escolar y otros lo están pensando para el curso que viene como es el caso de nuestro colegio. Ojalá al año que viene pueda decir que tenemos las tardes libres!!!

¿Vosotras ya disfrutáis de la jornada continua o sois como yo, un reloj con patas?

Como preparar la entrada al cole.

El pasado mes de junio tuve la primera reunión escolar de mi retoño. Conocimos tanto a su maestra como a los papis de los que serán sus compañeros de clase. Salí muy contenta pues la impresión fue excelente, como vivimos en un pueblo en el que nos conocemos todos, resulto ser que su maestra es vecina de mi madre. Y va a la misma clase que su mejor amigo!!!! Mejor imposible.

Tal como se nos aconsejó en esta reunión estamos comprando los materiales con él para motivarlo para el reto. Él ha elegido la mochila y su babero lo hemos confeccionado con detalles de excavadoras (lo que más le gusta como ya os conté). Este es el resultado.

Eso si menudo susto te dan cuando llega la hora de pagar los libros!!! Bravo por esos coles que trabajan con proyectos y no necesitan caros cuadernillos.

Para marcar la ropa, he aprovechado una oferta de Stikets. Estas pegatinas personalizables que se pegan con la plancha las hay de diversas marcas, yo opté por esta en concreto porque el pack era el que mejor se adaptaba a mis necesidades.

También fuimos al pediatra para la revisión rutinaria de los tres años, esa que te exigen en el cole y bueno…fue tan horrible que todavía no lo he superado. Os pongo en antecedentes: desde que nació teníamos como pediatra a una chica encantadora con la que era un placer hablar pero que por desgracia cuando Lucas cumplió sus dos años cambio de centro de salud y en su lugar tenemos a un señor mayor (si digo mayor con razón de causa, ya estaba de pediatra cuando mi marido era pequeño) y con poca paciencia o ninguna con los niños. Como el peque por suerte no enferma demasiado pues solo lo habíamos visto una vez y esta de la revisión era la segunda, total que al niño al no conocerlo le daba miedo y comenzó a llorar. Pues aquí el susodicho doctor no espero a tomar confianza con el niño, a ganárselo, nooo!!! Me obligó a desvestirlo con su mayor pataleta al grito de “no quero mamá”. Yo lloraba por dentro porque no me parecía justo hacerle eso a mi niño, yo respeto su decisión y con calma lo hubiera convencido de que no le iban hacer nada. Pero no me dio alternativa este hombre. En cambio con el enfermero, un encanto de hombre que adora a los niños, no derramó ni una lágrima a pesar de los dos pinchazos de las vacunas… Ya os digo…todavía no lo he superado…miedo me da volver a su consulta.

Empezamos una nueva etapa con alguna duda pues aunque esta muy motivado y quiere ir al cole es un niño que no ha ido a la guardería…

Se me olvida algo??? Mamis de la blogosfera ayudadme.

Bea

Mamis 2.0

Mi admiración hacia los maestros

Hoy os quiero hablar de una admiración que siento.
Hacia esas personas que aman su trabajo y que lo hacen con pasión y entrega.

Y siempre especifico que en él caso de los enfermeros, auxiliares, maestros, profesores y monitores ya es para quitarse él sombrero.

Hoy quiero profundizar en lo de los maestros. Esos seres a los que les llevamos a nuestros pequeños durante horas y luego criticamos.
Seguramente habrá veces que con razón pero muchas otras deberíamos intentar ponernos en su piel.

Creo que muchas veces no somos conscientes de la carga que es lidiar con tantos niños a la vez y creo que todos deberíamos estar en su piel durante un día.

Con la obligación de enseñar y de cuidarlos.

image

Que no vayan a salir con mocos, un poco sucios o despeinados.
Que en un micro segundo él compañero no quiera él color verde y arañe o muerda al de al lado.

Porque ahí estaremos las madres con las escopetas cargadas para atacar con preguntas y malas caras y algún reproche.

No nos damos cuenta que vamos desilusionando y hartando a las personas que porque aman su trabajo se esfuerzan por intentar que los días de nuestros niños en la escuela sean lo más mágicos posibles.

Y exigimos que sean perfectos y no cometan ni él mas mínimo error.
Vale es verdad que tratan con niños pequeños y cualquier cuidado es poco, no lo voy a negar, ¿pero a vosotros nunca se os ha caído el niño? ¿Le ha pegado él compañero o él hermanito? ¿Se ha pillado él dedo con la puerta? Estando vosotros al cuidado… Pues Imaginaros con 29 niños a la vez…

O compararlo con las celebraciones de los cumpleaños de vuestros hijos. Esas maravillosas fiestas que a la vez son un poco locura. Imaginaros eso a diario y quizás lo vayáis entendiendo mejor.

A veces podemos intentar ponernos en su piel e intentar hacerles él trabajo mas fácil. Y cuando nos dan una recomendación no tomarlo a mal enseguida y preguntar el porqué que seguramente tendrá su lógica.

Zaira
Mamis 2.0

¿Solemos dar un “chucho en el culo” a nuestros hijos?

El sábado, un amiguito de mi hijo se metió debajo de la mesa y se negaba a salir. Su tío, ni corto ni perezoso, le dio una palmada en el culo. ¿Era necesario? Seguro que para él sí, pero… ¿Hacía algo realmente malo? Es que tiene que aprender a obedecer pensaran algunos pero ¿Es ese el modo de enseñárselo?

eslogan

Con esto no estoy criticando la manera de educar de nadie, cada uno es libre de educar como quiera o como le parezca mejor. Una palmada nunca hizo daño a nadie y si en un momento dado la necesita… Además no podemos juzgar que tipo de educación da un padre sin conocer los hechos, tan sólo de verlo un rato.

Ahora bien, resulta que desde ese día que mi hijo vio la escena cuando se enfada se le escapa la mano ¿Casualidad? No lo sé, la cuestión es que mi hijo no pegaba y desde ese momento nos transmite su enfado pegando. Así que esto me ha hecho reflexionar.

Los niños por muy pequeños que sean, se dan cuenta de todo y nos imitan¿Estamos enseñando a los niños que está permitido pegar? ¿Todo adulto tiene derecho a ello por ser un niño?
Nuestros hijos serán lo que nosotros seamos y si nosotros somos padres del “chucho en el culo,” nuestros hijos tenderán a comunicar su enfado con otros niños o incluso a nosotros a través de esa acción. Se debe educar con las palabras. Si a un adulto no lo haríamos recapacitar con una torta o palmada…¿Por qué a un niño?

Y cuando el niño crezca y se acostumbre a la palmada, ¿Qué haremos? ¿Pegarle más fuerte? Y llegará un momento que nos duela más a nosotros que a ellos porque ya se habrán habituado. Y esto lo digo con razón de causa. Un amigo mio de la infancia hacía muchas trastadas y sus padres le proporcionaban castigo físico. Al final a él le daba igual, ni se inmutaba ni lloraba.

Por otro lado… ¿Debemos inculcar en nuestros pequeños una obediencia ciega?¿O más bien una obediencia basada en entendimiento? Para educar futuros ciudadanos competentes, ellos deben entender porque deben obedecer y claro, esto no se hace a través del miedo del chucho en el culo, si no de explicar porqué  obedecer a papá o mamá le va a beneficiar, porqué debe hacerlo. De lo contrario sólo conseguiremos que nuestra relación con ellos se vaya deteriorando poco a poco.

No somos padres perfectos, es imposible, y la cagaremos muchas veces. En alguna ocasión se nos escapará la mano pero sí tenemos claro que patrón queremos seguir, esto sólo serán situaciones aisladas y ellos lo notarán.

 
PD: Muchas gracias por todas vuestras felicitaciones del otro día. Con lectoras como vosotras es un placer escribir. ¡Cuánto se agradecen vuestros comentarios! Saber que hay alguien que le gusta leerte!!! ❤

Bea
Mamis 2.0