Archivo de la categoría: autoestima

{ La importancia de crear tu TRIBU }

Lo sé, no soy muy regular para esto de escribir, lo siento, pero no me da la vida ni la inspiración. Los numerosos despertares nocturnos del Agapito (así lo llamo cariñosamente) me dejan con cero neuronas y solo deseando dormir en cuanto tengo un ratito.

Quizás esto de la tribu suene algo raro jajaja pero es lo mejor que podemos tener las mujeres cuando nos convertimos en madres. Ya se sabe que la mejor terapia es hablar con las amigas cuando una se encuentra en crisis… pues esto es lo mismo. Un grupo de apoyo en esta nueva fase de tu vida, mamás que están o han pasado por lo mismo que tú y que te ayudan con tan solo una conversación.

Como ya sabéis, detrás de este blog hay una tribu de mamis de toda la geografía española que viven unidas a golpe de click gracias a la tecnología.

Y la verdad es muy enriquecedor porque aprendemos unas de otras, nos consolamos, nos ayudamos, nos aconsejamos, nos apoyamos…siempre desde otro punto de vista diferente al nuestro.

No es lo mismo la maternidad en un clima cálido como lo hacen muestras Canarias que hacerlo desde el frío de Zamora. O tener ayuda familiar que criar a tus hijos lejos de tu madre sin su apoyo y consejos. Porque no es lo mismo hacerlo en una gran capital como Madrid o Barcelona donde tienes que usar transporte público que desde un pueblecito donde a todos los lados puedes ir andando. O tener un hijo que tener tres. O conciliar vida familiar y laboral que ser ama de casa…

Todas somos madres que amamos a nuestros hijos e iguales en el fondo, pero al llevar vidas tan distintas siempre hay otra perspectiva de las cosas, un consejo o visión de tus problemas diferente de esa que te tiene agobiada y que te ayuda en tu maternidad. Un gran libro dice… En la multitud de consejeros hay logro. Y así es.

Algunas de nosotras tenemos la suerte de vivir cerca y poder vernos cada semana, otras aprovechamos las vacaciones para quedar y vernos y otras todavía no tenemos la suerte de conocernos en persona pero aún así nuestra confianza es plena.

Esta es mi tribu, nuestra tribu.

Y porque os cuento todo esto?? Bueno una razón es porque ahora ya nos podéis seguir por Instagram y hay curiosidad por saber del blog y otra es que estamos preparando un super sorteo muy especial. Os cuento, cuando nace un nuevo bebé en la tribu siempre hacemos un regalo conjunto, siempre regalamos lo mismo, una canastilla artesanal con cositas preciosas para ese nuevo retoño que nos elabora Lequat.

Gracias a la colaboración de la fantástica chica que hay detrás de esta marca podemos ofreceros una pieza artesanal de esa canastilla. Os animo que visitéis su página en Instagram y nos digáis que es lo que más os gustaría que se sorteara.

En breve ya os daremos más detalles de cómo participar en el sorteo.

Mamis 2.0

Las comparaciones son odiosas

A nadie nos gusta que nos comparen con otra porque cada persona es un mundo pero sin querer, nuestro subconsciente siempre tiende a la comparación.

Ese es uno de mis grandes defectos. Ahora que soy doblemente madre no puedo evitar el comparar un hijo con otro. Patrones de sueño, peso, altura…

Y se que me estoy equivocando.

Todos somos diferentes y tenemos diferentes formas de alcanzar la madurez. Además la llamada hormona de la felicidad junto con esos casi seis años de diferencia hace que mis recuerdos del mayor se vean desfigurados y solo recuerde lo maravilloso que fue y lo duro que está siendo esta vez.

Alguna bimadre que le haya pasado lo mismo?

Pero eso no es todo. Es verano y la gente sale, sale mucho. Que si vacaciones, terracitas, cenas, playa… Y yo en casa, con mi bebé y la teta fuera casi todo el día… Sin poder evitarlo comparo mi vida aburrida y pienso en todas las actividades que podría hacer.

Otra vez, me estoy equivocando.

Y no, no me estoy perdiendo nada, habrá veranos para disfrutar pero estos momentos de mi hijo no volverán, las terrazas y la playa estarán al año que viene pero él crecerá y dejará de ser mi bebé.

Cuántas veces tenemos que reeducar nuestra mente!!! Sobre todo la mia jajajajaja. Mirar desde otra óptica nuestro mundo y circunstancias. Siempre parece que el pasado fue mejor o soñamos con el futuro y nos perdemos el maravilloso presente.

Os ha pasado esto en alguna ocasión?

Bea

Mamis 2.0

Lo que tiene que escuchar una embarazada del segundo

Lo primero de todo, mil disculpas por estar tanto tiempo desaparecida. Llegó un momento en que me sentí desmotivada y sin saber que aportar a otras mamás y dejé de escribir. En todo este tiempo mi vida ha cambiado de nuevo, y poco a poco os iré poniendo al día, prometido 😉

Quizás os preguntéis por que justamente hoy he retomado el blog. ¿Sabéis de esos momentos en los que necesitas urgentemente hablar con mamás que sientan lo mismo que tu? Hoy necesito hablar sobre lo que pienso, sobre lo que siento y los demás me hacen sentir.

Os pondré en antecedentes. Estoy embarazada del segundo, semana 27 y como ya os podréis imaginar con las hormonas muy revolucionadas. Llevo escuchando las mismas palabras desde que mi entorno supo la noticia.

“Ya verás que envidia coge el mayor”. “No cojas mucho al bebé para que el mayor no tome celos.” “Uyy si ahora se comporta así, cuando llegue el hermanito…”

Y otras palabras similares…

Pasará lo que tenga que pasar, pero ¿Por qué adelantar los acontecimientos? ¿Por qué decirle a una embarazada estas cosas que no la benefician para nada en absoluto? Porque por nada del mundo una madre quiere que su hijo mayor se sienta desplazado y no querido. ¿Por qué hablar de una situación que aun no ha llegado? Que no somos adivinos! Que cada niño es un mundo y que si llegado el momento hay que gestionar unos celos, pues no pasa nada, es un sentimiento mas que todo el mundo ha vivido alguna vez en su vida. Además esa gente no va a vivir en mi casa, que mas les da si hay celos y rabietas.

Me dicen… “No te lo tomes así, son palabras bien intencionadas.” Es posible, no digo lo contrario, pero no ayudan al que las escucha.

El último comentario de esta retahíla, me colmo el vaso. “Pues tendrás que dejarlo una temporada con sus abuelos” Queeeeeeee??? No podía creer lo que estaba oyendo, y de alguien cercano! Entonces, ¿la mejor manera de parar los celos es desplazando al mayor a casa de los abuelos? Sin palabras.

Ya os contaré como van sucediendo los acontecimientos una vez llegue el día, pero no quiero pensarlo antes de tiempo. Me niego a preocuparme antes. Quiero disfrutar de mis dos hijos sin tener prejuicios sobre como actuaran cuando se conozcan. Y si tengo la suerte de que alguien bien intencionado lee esto, por favor evita tus comentarios negativos, no ayudan, hacen daño.

Y vosotr@s, ¿Escucháis muchos comentarios de este tipo? ¿Estáis cansadas de los comentarios “bien intencionados”?

PD. Gracias!!! Escribir me sana el corazón.

Bea

Mamis 2.0

La depresión postparto.

Creo que nunca os he contado mi experiencia en el postparto y hoy puede ser un buen momento para recordar esos meses en los que una parte de mi estaba triste por no sentirme pletórica. Muchas mujeres la sufren debido a esa montaña rusa de hormonas y emociones que nos llevan de la alegría máxima a la tristeza profunda. Parece contradictorio pero son estados de ánimo que una mujer en el postparto no puede evitar.

Me dolía encontrarme triste cuando tenia todo lo que siempre había querido, tenia en brazos a mi bebé y debía ser la mujer mas feliz del mundo y no lo era. Estaba triste sin saber porqué, culpándome por no ser tan feliz como había imaginado. Todo el parto había ido bien y la lactancia materna tenía éxito…no tenia motivos para sentirme llorosa y en cambio lloraba por los rincones. Recuerdos esos días como tiempo perdido que no disfruté al máximo con mi pequeño pero se que fue inevitable.

A la inseguridad de ser primeriza, las hormonas en ebullición, el cambio en tu rutina… se añade la falta de sueño y entre todo crean un cóctel molotov. ¡Cuánto sufrí pensando que no quería lo suficiente a mi hijo! Y ahora me doy cuenta de que no es un problema de amor hacía tu hijo, para nada, es un problema químico en tu cuerpo.

¿Qué me ayudó a superarlo? Acudir al grupo de masajes de bebé que hacía mi matrona y sin duda, mis Mamis 2.0 ❤ Ellas siempre han estado ahí, a un clic de mi móvil para cualquier duda, compartiendo conmigo mis sinsabores y sus sinsabores. Esto me ayudó a ver otras maternidades sintiéndome acompañada, no juzgada, comprendida y además viendo que todas las mamás somos iguales.

Esto de compartir experiencias es más útil de lo que en ocasiones pensamos ya que te hace ver tus emociones, sentimientos y problemas desde otra perspectiva, ayudando de esa forma a nuestro cerebro a superar cualquier cosa, a motivarnos a avanzar y seguir.

Si estás en esta situación que describo, estas son mis recomendaciones:

  • Busca la ayuda de tu matrona.
  • Relacionate con otras mamás y grupos de lactancia o similares.
  • Sal a la calle tanto como puedas a pasear con tu bebé.
  • Habla de lo que te pasa con otros y exterioriza tus emociones.
  • No te agobies por las cosas sin hacer y descansa tanto como puedas.
  • Pide ayuda a tu pareja o familiares  si es que la necesitas.
  • Y nunca olvides que ese bache pasará y disfrutarás de la maternidad.

Una vez pasa ese aluvión de hormonas y ya estas adaptada a la situación, conoces a tu bebé y sabes que es lo que le gusta para dormir y con qué se relaja… todo va sobre ruedas. Tienes ganas de comerte el mundo y disfrutas de la maternidad, hasta de las noches en vela!!! Esta es sólo mi experiencia pero he pensado en compartirla por si sirve de ayuda a otras madres que puedan estar pasando por algo similar.

Bea

Mamis 2.0

 

¿Verdad o mentira?

Hoy quiero compartir con vosotr@s las declaraciones de Samanta Villar en el ABC. Como ella ha dejado su opinión, yo también quiero dar la mía (aunque no soy figura televisiva jajaja) más que nada porque no comparto su visión. Somos muchos, padres y madres para los que tener hijos es lo más.

Ella nos habla de que se pierde calidad de vida cuando se tienen hijos. ¿Verdad o mentira?

Bien, para mi la calidad de vida es ser feliz y no depende de las cosas materiales que tenga ni de los viajes que pueda hacer al año porque este donde este lo que quiero es rodearme de esas personas a las que quiero, mi pequeña familia. Ellos son los que le dan calidad a mi vida. Las comodidades  y los placeres no te abrazan ni te comen a besos. Tu vida estará vacía si no la llenas con cosas de valor. El dinero va y bien y las circunstancias cambian de la noche a la mañana.

Para ella la maternidad es dura, con inconvenientes insoportables,  dificultades extremas y un sacrificio estratosférico y como nadie te cuenta la realidad tomas una decisión engañada… ¿Verdad o mentira?

¿¿¿Insoportable, extremo, estratosferico??? Parecen los adjetivos de alguien que esta describiendo su escalada al Everest!!! TODO lo que verdaderamente merece la pena en esta vida necesita por nuestra parte un esfuerzo y un sacrificio. Claro que la maternidad es dura, pero merece tanto la pena… Más que cualquier vida llena de placeres u horas de diversión. 

No estoy en contra de esas mujeres que deciden no ser madres, para nada. Las respeto en gran manera pues cada cual decide que quiere hacer con su vida y tiene sus propias metas.

Si la maternidad fuera tan horrible, las madres no iríamos a por el segundo hijo. Seguro que detrás de sus declaraciones hay un duro postparto que no le ha permitido disfrutar de su maternidad.

Según ella debemos abandonar ya esta idea de que la maternidad es el último escalón en la pirámide de felicidad de una mujer. ¿Verdad o mentira?

No se debe generalizar. Para muchos hombres y mujeres tener hijos es felicidad. Tenemos como anticuado el concepto de familia pero para muchos todavía tener una familia es algo de gran gozo y los hijos, para muchas mujeres si son la cúspide pues prefieren ser madres antes que cualquier éxito laboral. 

Si es cierto que la maternidad está infravalorada, que no tenemos facilidades para la conciliación pero a pesar de todo, tener hijos es maravilloso.

Para mi, mi hijo es mi mejor adorno, mi mejor decisión en la vida. No quiero el reconocimiento de nadie, me sobra con su te quiero antes de ir al cole o de acostarse. Y repito, esta es sólo mi opinión, sin críticas, y la de otras madres y padres pero que también tienen derecho hacerse oír.

Bea

Mamis 2.0