Archivo de la categoría: autoestima

La depresión postparto.

Creo que nunca os he contado mi experiencia en el postparto y hoy puede ser un buen momento para recordar esos meses en los que una parte de mi estaba triste por no sentirme pletórica. Muchas mujeres la sufren debido a esa montaña rusa de hormonas y emociones que nos llevan de la alegría máxima a la tristeza profunda. Parece contradictorio pero son estados de ánimo que una mujer en el postparto no puede evitar.

Me dolía encontrarme triste cuando tenia todo lo que siempre había querido, tenia en brazos a mi bebé y debía ser la mujer mas feliz del mundo y no lo era. Estaba triste sin saber porqué, culpándome por no ser tan feliz como había imaginado. Todo el parto había ido bien y la lactancia materna tenía éxito…no tenia motivos para sentirme llorosa y en cambio lloraba por los rincones. Recuerdos esos días como tiempo perdido que no disfruté al máximo con mi pequeño pero se que fue inevitable.

A la inseguridad de ser primeriza, las hormonas en ebullición, el cambio en tu rutina… se añade la falta de sueño y entre todo crean un cóctel molotov. ¡Cuánto sufrí pensando que no quería lo suficiente a mi hijo! Y ahora me doy cuenta de que no es un problema de amor hacía tu hijo, para nada, es un problema químico en tu cuerpo.

¿Qué me ayudó a superarlo? Acudir al grupo de masajes de bebé que hacía mi matrona y sin duda, mis Mamis 2.0 ❤ Ellas siempre han estado ahí, a un clic de mi móvil para cualquier duda, compartiendo conmigo mis sinsabores y sus sinsabores. Esto me ayudó a ver otras maternidades sintiéndome acompañada, no juzgada, comprendida y además viendo que todas las mamás somos iguales.

Esto de compartir experiencias es más útil de lo que en ocasiones pensamos ya que te hace ver tus emociones, sentimientos y problemas desde otra perspectiva, ayudando de esa forma a nuestro cerebro a superar cualquier cosa, a motivarnos a avanzar y seguir.

Si estás en esta situación que describo, estas son mis recomendaciones:

  • Busca la ayuda de tu matrona.
  • Relacionate con otras mamás y grupos de lactancia o similares.
  • Sal a la calle tanto como puedas a pasear con tu bebé.
  • Habla de lo que te pasa con otros y exterioriza tus emociones.
  • No te agobies por las cosas sin hacer y descansa tanto como puedas.
  • Pide ayuda a tu pareja o familiares  si es que la necesitas.
  • Y nunca olvides que ese bache pasará y disfrutarás de la maternidad.

Una vez pasa ese aluvión de hormonas y ya estas adaptada a la situación, conoces a tu bebé y sabes que es lo que le gusta para dormir y con qué se relaja… todo va sobre ruedas. Tienes ganas de comerte el mundo y disfrutas de la maternidad, hasta de las noches en vela!!! Esta es sólo mi experiencia pero he pensado en compartirla por si sirve de ayuda a otras madres que puedan estar pasando por algo similar.

Bea

Mamis 2.0

 

Anuncios

¿Verdad o mentira?

Hoy quiero compartir con vosotr@s las declaraciones de Samanta Villar en el ABC. Como ella ha dejado su opinión, yo también quiero dar la mía (aunque no soy figura televisiva jajaja) más que nada porque no comparto su visión. Somos muchos, padres y madres para los que tener hijos es lo más.

Ella nos habla de que se pierde calidad de vida cuando se tienen hijos. ¿Verdad o mentira?

Bien, para mi la calidad de vida es ser feliz y no depende de las cosas materiales que tenga ni de los viajes que pueda hacer al año porque este donde este lo que quiero es rodearme de esas personas a las que quiero, mi pequeña familia. Ellos son los que le dan calidad a mi vida. Las comodidades  y los placeres no te abrazan ni te comen a besos. Tu vida estará vacía si no la llenas con cosas de valor. El dinero va y bien y las circunstancias cambian de la noche a la mañana.

Para ella la maternidad es dura, con inconvenientes insoportables,  dificultades extremas y un sacrificio estratosférico y como nadie te cuenta la realidad tomas una decisión engañada… ¿Verdad o mentira?

¿¿¿Insoportable, extremo, estratosferico??? Parecen los adjetivos de alguien que esta describiendo su escalada al Everest!!! TODO lo que verdaderamente merece la pena en esta vida necesita por nuestra parte un esfuerzo y un sacrificio. Claro que la maternidad es dura, pero merece tanto la pena… Más que cualquier vida llena de placeres u horas de diversión. 

No estoy en contra de esas mujeres que deciden no ser madres, para nada. Las respeto en gran manera pues cada cual decide que quiere hacer con su vida y tiene sus propias metas.

Si la maternidad fuera tan horrible, las madres no iríamos a por el segundo hijo. Seguro que detrás de sus declaraciones hay un duro postparto que no le ha permitido disfrutar de su maternidad.

Según ella debemos abandonar ya esta idea de que la maternidad es el último escalón en la pirámide de felicidad de una mujer. ¿Verdad o mentira?

No se debe generalizar. Para muchos hombres y mujeres tener hijos es felicidad. Tenemos como anticuado el concepto de familia pero para muchos todavía tener una familia es algo de gran gozo y los hijos, para muchas mujeres si son la cúspide pues prefieren ser madres antes que cualquier éxito laboral. 

Si es cierto que la maternidad está infravalorada, que no tenemos facilidades para la conciliación pero a pesar de todo, tener hijos es maravilloso.

Para mi, mi hijo es mi mejor adorno, mi mejor decisión en la vida. No quiero el reconocimiento de nadie, me sobra con su te quiero antes de ir al cole o de acostarse. Y repito, esta es sólo mi opinión, sin críticas, y la de otras madres y padres pero que también tienen derecho hacerse oír.

Bea

Mamis 2.0

8 de marzo: Un día especial

Hoy no voy hablaros de maternidad, no. Hoy no es un día cualquiera, no.

Hoy es el día de todas las mujeres que han luchado a lo largo de los siglos por su reconocimiento, por sus derechos. Muchas mujeres a través de su poder de manifestación consiguieron las condiciones que hoy podemos tener aunque, todavía queda mucho por hacer sobre todo con el tema de la conciliación real.

Una de estas guerreras fue Clara Zetkin, quien propuso en 1910 que se estableciera el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones de mujeres trabajadoras organizadas contra la explotación capitalista.

Para conocer la historia de las mujeres que lideraron las primeras acciones de protesta y el porqué del 8 de marzo nos tenemos que remontar a ese mismo día dos años antes. En 1908  murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron. Estaban encerradas en protesta por sus bajos salarios y las pésimas condiciones laborales que sufrían.

¡Qué triste que tuvieran que morir para hacerse oír! ¡Cuánto tenemos que agradecerles!

 Pero no fue hasta 1975 que la ONU institucionalizó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer con el objetivo de luchar en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo. Tuvieron que pasar más de 70 años para que a nivel mundial se nos reconocieron derechos.

Tenemos razones para sentirnos orgullosas de ser mujeres y en nuestra mano está el seguir peleando por lo que queremos porque una mujer nunca se rinde.

Ahora os contaré un pequeño secretillo. Cada año yo, feminista hasta la médula, me siento doblemente orgullosa. Soy mujer y tengo el privilegio de haber nacido tal día como hoy, el día de la mujer. Podía haber nacido cualquier otro día pues la fecha prevista de parto de mi madre era a finales de febrero, pero no, no quería nacer. Después de días y días de retraso deciden provocárselo un 7 de marzo, pero no, me esperé hasta las dos de la madrugada para que fuera 8 de marzo!!!  Orgullosa de nacer en un día como este.

¡Vivan las mujeres!

Bea

Mamis 2.0