De mayor quiero ser como ella.

Esta es la historia de una gran mujer para la que no hay calificativos suficientes para describirla, mi madre. Mi madre no será extraordinaria, seguro que a lo largo de la historia ha habido mujeres tan valientes y altruistas como la mía, pero para mi siempre será la mejor. “De mayor” quiero ser como ella.

Mi madre ha tenido tres hijos (familia numerosa) y siempre se ha dedicado a nosotros. Al no trabajar fuera de casa, se las apañaba para darnos todo lo necesario con un sólo sueldo. Muchas veces se las ha visto mal, cuenta que cuando mi hermano era pequeño muchas veces se vio con el dinero justo para un bote de leche pero nunca nos ha faltado de nada ni siquiera caprichos.

Como eran otros tiempos, no pudo realizar su sueño de estudiar pero siempre la he visto con un libro en las manos. Cuando era pequeña, al ser la mayor de tres, siempre ha cuidado de sus hermanas y de todo aquello que su madre (mi abuela) le dejaba encargado hacer cuando se iba a trabajar.

Es una persona mañosa, sabe coser, tejer, ganchillo…lo típico que se aprendía entonces. Cuando era pequeña siempre me hacía unos vestidos preciosos y a día de hoy es mi modista. No hay falda o vestido que no sepa hacer y que no me quede como un guante. Quiero que me enseñe a coser, que me deje su legado porque lo admiro muchísimo.

Siempre está disponible para ayudar. Siempre optimista ante cualquier cosa. Siempre dispuesta aprender cosas nuevas.

Pero ella todavía a sus 65 años no ha dejado de criar. Cuando ya todos sus hijos nos habíamos independizado, cuando por fin podía dedicarse a viajar o a lo que quisiera… Adoptó a un niño de 8 meses. De esto hace ya 11 años que es lo que tiene mi hermano ahora y os aseguro que ha sido y será muy difícil. Álex no es un niño normal, tiene diagnosticada una enfermedad metal que hace que la convivencia con él, de unos años a esta parte, sea complicada, compleja, agotadora, delicada, dura… Y ahí esta mi madre, dándolo todo por él como si fuera sangre de su sangre con un amor incondicional.

Para mi siempre ha sido mi apoyo, mi pilar y aunque hoy no sea el día de la madre, quiero darle las gracias por tanto como ha hecho por mí. Cuando una se convierte en madre su visión del mundo cambia, se da cuenta de lo difícil qué es y del gran mérito que tiene. Gracias a nuestras madres somos lo que somos. Gracias a ti mamá soy lo que soy. Te quiero.

Bea

Mamis 2.0

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “De mayor quiero ser como ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s