Como preparar la entrada al cole.

El pasado mes de junio tuve la primera reunión escolar de mi retoño. Conocimos tanto a su maestra como a los papis de los que serán sus compañeros de clase. Salí muy contenta pues la impresión fue excelente, como vivimos en un pueblo en el que nos conocemos todos, resulto ser que su maestra es vecina de mi madre. Y va a la misma clase que su mejor amigo!!!! Mejor imposible.

Tal como se nos aconsejó en esta reunión estamos comprando los materiales con él para motivarlo para el reto. Él ha elegido la mochila y su babero lo hemos confeccionado con detalles de excavadoras (lo que más le gusta como ya os conté). Este es el resultado.

Eso si menudo susto te dan cuando llega la hora de pagar los libros!!! Bravo por esos coles que trabajan con proyectos y no necesitan caros cuadernillos.

Para marcar la ropa, he aprovechado una oferta de Stikets. Estas pegatinas personalizables que se pegan con la plancha las hay de diversas marcas, yo opté por esta en concreto porque el pack era el que mejor se adaptaba a mis necesidades.

También fuimos al pediatra para la revisión rutinaria de los tres años, esa que te exigen en el cole y bueno…fue tan horrible que todavía no lo he superado. Os pongo en antecedentes: desde que nació teníamos como pediatra a una chica encantadora con la que era un placer hablar pero que por desgracia cuando Lucas cumplió sus dos años cambio de centro de salud y en su lugar tenemos a un señor mayor (si digo mayor con razón de causa, ya estaba de pediatra cuando mi marido era pequeño) y con poca paciencia o ninguna con los niños. Como el peque por suerte no enferma demasiado pues solo lo habíamos visto una vez y esta de la revisión era la segunda, total que al niño al no conocerlo le daba miedo y comenzó a llorar. Pues aquí el susodicho doctor no espero a tomar confianza con el niño, a ganárselo, nooo!!! Me obligó a desvestirlo con su mayor pataleta al grito de “no quero mamá”. Yo lloraba por dentro porque no me parecía justo hacerle eso a mi niño, yo respeto su decisión y con calma lo hubiera convencido de que no le iban hacer nada. Pero no me dio alternativa este hombre. En cambio con el enfermero, un encanto de hombre que adora a los niños, no derramó ni una lágrima a pesar de los dos pinchazos de las vacunas… Ya os digo…todavía no lo he superado…miedo me da volver a su consulta.

Empezamos una nueva etapa con alguna duda pues aunque esta muy motivado y quiere ir al cole es un niño que no ha ido a la guardería…

Se me olvida algo??? Mamis de la blogosfera ayudadme.

Bea

Mamis 2.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s