Sobrellevando la situación

Cada familia es un mundo, una situación y más ahora que escasea el trabajo. Cada uno lo lleva o sobrelleva de una manera, se adapta o se reinventa.

Muchas mamás incapaces de conciliar trabajo y maternidad emprenden su propio negocio, olé!!!! Qué valientes somos las mujeres!!! Otras tiran de abuelos y familiares y hace malabares con su tiempo. Qué organizadas somos las mujeres!!! Otras aparcan su carrera profesional para dedicarse en cuerpo y alma a sus hijos. Qué altruistas somos las mujeres!!!

image

Yo soy de las que tienen la suerte de poder estar en casa cuidando del peque. Porque sí, lo considero un privilegio. Eso que antes se llamaba ser maruja yo lo llamo disfrutar de la vida y de ese regalo que me ha dado que es mi hijo. Y creerme no soy de las que va en batín y rulos ;). Soy de la nueva generación de marujas.

Ahora bien, no creáis que esto es perfecto, sobrellevo mi situación. Cinco días a la semana, peque y yo estamos solos. Papá trabaja lejos de casa, cada semana en un lugar distinto de forma que no podemos mudarnos con él. Y esto es duriiiisimo :(.

image

Al principio, cuando retoño no había nacido, muchas noches dormía en casa de mi padres pues la casa se me caía encima. Después al nacer el peque esto ya no era factible, me negaba a que él no tuviera una estabilidad y me hice fuerte.

Pero uno no se hace fuerte de la noche a la mañana, lleva su proceso. El primer año se me hacia de noche cuando llegaba el momento de quedarme sola con mi bebé. Si se ponía malito o si necesitaba ayuda…todo pasaba por mis manos. Y gracias a las abuelas que me echaban una mano cuando más la necesitaba. Ahora, con este bagaje de más de dos años, ya lo tengo superado y me siento que puedo con todo. Aunque a una situación así una no se acostumbra en la vida.

Mi mejor amigo, el hombre de mi vida no está conmigo. Mi mitad se sacrifica para que yo pueda disfrutar de mi maternidad y cuidar de nuestro hijo. Porque en estos tiempos difíciles cada familia lucha por sobrevivir de la mejor manera que sabe.

El peque va tomando conciencia y lo echa de menos. Habla, bueno más que hablar, escucha y le manda besos por teléfono. Pero la cosa está así, soñando con los fines de semana y las vacaciones para estar los tres juntos, soñando con el día que pueda cambiar de trabajo al igual que muchas familias españolas…Ahhh y aún así dando gracias por tener un medio de vida.

Con vuestro permiso me voy a poner sentimental y con estas letras agradecer a papá todo su esfuerzo, sacrificio y dedicación, porque se que para ti, tampoco es fácil.

Bea
Mamis 2.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s