Si volvieras a nacer hijo mio…

El otro día leí que había que tener más de un hijo para subsanar los errores que cometiste con el primero como mamá primeriza y dándole muchas vueltas, creo que tiene mucha razón.

Si volvieras a nacer hijo mio haría las cosas de otra manera.

Con cero en experiencia maternal te dejas llevar por lo que te dicen, por los mitos de la crianza y la novedad de la situación que te dejan en  muchas ocasiones sin saber que hacer realmente.

Lo primero que haría sería relajarme. Sí, leéis bien, relajarme, dejar que todo fluyera por ese instinto que tenemos. Dejaría de preocuparme para disfrutar de cada segundo porque no lo hice. Entre mi depresión postparto (algo horrible, ese sentimiento de tristeza a pesar de tener lo que más anhelabas en el mundo) y el miedo a hacerlo mal no aproveche esos días dorados a pesar de estar con él día y noche.

Me martiricé con eso de…si lo coges mucho lo malacostumbras… pues no lo cogí en brazos tanto como deseaba, tanto como él necesitaba pues nunca le gusto estar solito en su minicuna. Deseaba que estuviera mucho en su cuna creyendo que eso era lo mejor. Ahora se que los bebés necesitan ese contacto y no lloran por fastidiar.

Compraría una buena mochila, una de esas que aunque el niño sea grande no resulta pesado llevarlo, porque nunca le gusto demasiado el carro y se cansaba rápidamente. Esto me condicionaba y muchas veces no disfruté de ese paseo ni hice todo lo que me hubiera gustado.

Sería menos rígida con los horarios y más natural porque cada bebé y cada familia tiene un ritmo. Porque las cosas no son blancas o negras y la flexibilidad con los hijos es importantísima. Me agobiaría menos cuando un día no quiera comer porque tampoco nosotros tenemos el mismo hambre todos los días. Y la famosa hoja del pediatra… no la llevaría a raja tabla, te dejaría experimentar mas con los alimentos porque no te deje probar cuando tu querías y ahora que puedes ya no quieres.

image

Practicaría más colecho y no me preocuparía de porqué mi bebé no duerme bien. Esas noches en vela en las cuales la mejor solución era dormir juntos y descansar ambos, y en vez de eso, sufría mi falta de horas de sueño que agreaban mi carácter y empeoraban mi depresión postparto. Porque seguro que cuando tenga 18 años no quiere dormir conmigo. El tiempo pasa muy rápido y él crece muy deprisa y me he dado cuenta que lo importante es disfrutar el hoy y dejar los pensamientos del mañana porque… ¿Para que “pre” ocuparte por algo que no sabes si pasará?

Pero como volver atrás en el tiempo es imposible, quiero volver a ser madre sabiendo todo lo que se ahora. Seré la misma mamá pero con menos prejucios y miedos.

Bea

Mamis 2.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s