Creo que te voy a dejar ingresada

Esas fueron las palabras que dibujaron una sonrisa en mi cara…

Ya pasaban 6 días de la FPP y yo deseando verle la carita a Bebé. Me tocaba monitores y después gine. Por lo que me dijo, Bebé venía con mas de 4 kilos, así que después de dudar me dijo “creo que te voy a dejar ingresada”.

Ohhhh!!!! que alegría!!!! ojala, ojala, sea ya el día que vaya a ser madre!!!, realmente dijo que sería un día porque quería probar a inyectarme un poco de oxitocina para ver la reacción del bebé.

OK, muy bien, pues nada, llama a papi y déjate guiar hasta la que iba a ser mi habitación hasta 4 días después.

Por la tarde lo dicho, me llevaron a una sala y me inyectaron oxitocina y vieron que Bebé reaccionaba bien y que todo estaba perfecto. Todo esto sin yo tener rotura de bolsa ni contracciones ni nada,  así que me devolvieron a la habitación y me quedé a dormir. Todo esto con unos nervios!!!! pero nada… que no tenía ganas de salir.

La noche sin problemas y hasta la mañana siguiente a las 12 no apareció nadie. Claro estaba que no me iban a dejar marchar, no se iban a arriesgar, y decidieron ponerme un proper (después de pasarme todo el embarazo informándome de TODO… estaba claro que de todo no me había informado… ni idea de lo que era un proper!!!!) que es como un tampón por lo que recuerdo… te lo introducen vía vaginal y te crea contracciones.

Todo bien sin dolor ninguno hasta las 6 de la tarde que empecé a tener como molestias en la zona de los ovarios, y yo tan tranquila sin saber lo que me venía encima. Visitas y visitas y yo como si nada, esa noche se quedó mi madre a hacerme compañía.

También decir, que mi compañera acababa de dar a luz el día que me ingresaron, así que tenía allí al lado un precioso bebé.

Y el proper empezó a hacerse notar, pasaban los minutos y cada vez las contracciones se notaban más… y más…. llegaba a tener cada 3-5 minutos y cada poco avisando y nada, en monitores todo normal y ni de un cm. estaba.
Esa noche lo pasé fatal con los dolores, toda la noche y al día siguiente como si nada. Que impotencia. Así que decidieron provocarlo.

Me llevaron a la sala de dilatación y me pusieron suero, la matrona me dijo que estaba de 2 cm. y que ya lo había pasado mal la noche anterior, que en cuanto quedara media bolsa de suero llamaríamos al anestesista y me pondría la epidural. Y así fue, bendita epidural!!!

Incluso al ponérmela, de los dolores me costaba mucho estarme quieta, pero una auxiliar me tranquilizó con tanto cariño y con tanto amor, que todavía me emociono al recordarlo.

Después de unos minutos llegó la tranquilidad… que descanso, que paz… por fin podríamos descansar un rato.

Me inyectaron la oxitocina, al principio empecé a notar dolores que me bajaban hacia una pierna, pero enseguida se lo comuniqué y el anestesista consiguió que cesaran los dolores.

Y a descansar y esperar hasta que dilatara los 10 cm. No sé en que momento entraron a romperme la bolsa sin sentir dolor alguno. Por fin me llevaron a la sala de partos, con los 10 cm dilatados y sin dolor alguno. Eso si, sintiendo en todo momento las contracciones.

Ahora cuando me acuerdo del parto me da la risa, pues para mi fue muy fácil.

Cada vez que notaba que me llegaba una contracción yo se lo avisaba, le decía: venga q viene una empiezo a empujar!!! me da tiempo a empujar otra vez, y otra…. en una contracción llegué a empujar hasta 4 veces, y yo animándolos!!!! jajaja y el ginecólogo encantado!!!

Gracias a la epidural llevaba tiempo sin dolor alguno y descansé muy bien así que al parto fui totalmente descansada. Empujaba con todas las fuerzas sin cansancio alguno, y yo asombrada de tener todo controlado!!!

Tenía ganas de empujar!!! de que durara el expulsivo el menos tiempo posible y así poder conocer cuanto antes a mi querida bebé.

Y así fue, en pocos minutos salió Bebe, aquí no nos los acercan hasta que los han limpiado, pesado… Mientras, me cosieron 5 puntos por dentro y otros 5 por fuera, y su papá en todo momento con ella, sin perderla de vista!!! y en cuanto terminaron de sacarme la placenta, coserme y limpiarme por fin me la pusieron encima, y la felicidad que siempre había tenido se quedó insignificante a comparación de la felicidad que sentía en ese momento.

 

20120615_100845

Bienvenida a la felicidad plena!!!!

 

 

 

 

 

 

 

Carmen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s