La homeopatía en niños

Homeopatia_lactosa_sacarosa

Hasta los dos años señorita no había cogido ni un catarro, se crió con lactancia materna a demanda y eso, y que aún no había empezado la guardería, le había ayudado a no enfermar.
Con la guardería empezaron los resfriados, primero eran constipados normales y después derivaban en otitis, una detrás de otra. Al empezar el cole se acabaron las otitis y empezamos con las bronquitis. El proceso era el mismo, un catarro que no marchaba, bajaba al pecho y una bronquitis. Cuando la llevaba al médico siempre tenía el mismo tratamiento, ventolín y estilsona. Acababa con el ventolín y a las dos semanas volvíamos a empezar con un nuevo resfriado. Empezamos a llevarla a una fisioterapeuta que, mediante presiones en el pecho y ejercicios de respiración, la ayudaba a expulsar el moco. Este tratamiento la ayudaba mucho y mejoraba antes, pero no servía como preventivo porque a los días volvía a recaer.
Durante este tiempo la había llevado a dos homeópatas diferentes, con la esperanza que se fortaleciera y no enfermase con tanta facilidad. La medicina tradicional era el pez que se mordía la cola: ella cogía una bronquitis, hacíamos el tratamiento de ventolín, la bronquitis se curaba pero su sistema inmunológico quedaba más débil y al poco tiempo vuelta a empezar.
Yo había utilizado homeopatía y me había funcionado así que estaba convencida de su efectividad, pero no había tenido suerte con el tratamiento que le habían puesto las dos primeras veces. Me recomendaron un homeópata de mi ciudad que trabaja con la homeopatía unicista, tratando a la persona en su totalidad e intentando encontrar el equilibrio interno para que el cuerpo mejore. De esta manera, cada paciente tiene un tratamiento personalizado con un solo medicamento que le ayuda a equilibrarse. Después de una extensa entrevista donde hablamos sobre mi hija, el embarazo y el parto, le realizó un reconocimiento y le dio un tratamiento adecuado para ella.
Empezamos en P-4, ese curso enfermó dos veces y, a día de hoy, lleva más de un año sin ninguna bronquitis. Cuando coge un catarro aumentamos la dosis del medicamento y en unos días vemos la mejoría. Nosotros estamos muy contentos con los resultados y espero que siga así.
Si buscáis la homeopatía para vuestr@s hij@s, la única recomendación es que la persona que os atienda este cualificada para hacerlo.

Belén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s