Socorro mi hijo juega con muñecas

mb_wide_boys-20140104210853318010-620x349

 

Hace ya algun tiempo que, en los folletos de juguetes, se han modernizado y ya salen niños jugando con cocinitas y niñas con coches. Por tanto podemos decir que la teoría está lista pero el problema llega cuando lo ponemos en práctica (por lo menos en mi caso).

Me di cuenta que mi hijo alucinaba cada vez que veía un carrito. Incluso se peleaba con las niñas por sus muñecas o sus carritos. Me ardía la sangre cada vez que el padre le decía: “No, esto es de niñas”

Así que, saltándome la negativa del padre, decidí comprarle un carrito (rosa), no había otro color, y un muñeco que era el único que había y además el pobre es horrible.

La cara de felicidad de mi hijo al dárselo fue máxima y ya no se separaba de su bebé ni de su carrito. El padre seguía sin aceptarlo, así que le compraba coches teledirigidos e intentaba hacer chantaje al niño para que tirase el muñeco y el carrito.

Pero mi hijo, emulando la gran novela No sin mi hija (en este caso sin mi hijo de plástico), seguía aferrándose a su muñeco y evitando todos los chantajes de su padre.

Todo esto fue en periodo de vacaciones así que, al llegar a nuestra ciudad, mis padres nos esperaban en el puerto y mi hijo bajo del barco empujando su carrito. La cara de mi padre fue un poema. Me miró con rabia y mi pareja no tardó en explicarle que todo había sido idea mía y que él lo había intentado evitar por todos los medios.

Mi madre enseguida se puso de mi parte y rápido se zanjó el tema.

El tema está en la calle en todos los que te miran, se ríen o incluso se atreven a hacer comentarios ofensivos.

Yo sigo dejando a mi hijo que juegue con todo lo que le haga feliz y no le haga daño. Él también tiene sus momentos de jugar con coches o con pelotas, pero también guarda sus momentos para sus muñecos, sí muñecos porque ha aumentado la familia y  ahora también tiene a Pepe, como él lo llama.

Este año los reyes le van a traer una cocinita, que colocaremos al lado de su banco de herramientas, y quizás me sorprende y acaba removiendo la sopa con un destornillador.

Para mí, lo importante es que él aprenda que da igual lo que los demás piensen, él tiene que hacer lo que lo haga feliz.

Zaira

Anuncios

Un comentario en “Socorro mi hijo juega con muñecas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s