Hijos del consumismo

Soy hija del consumismo. Me he criado entre un montón de juguetes. Los mejores. El mejor ordenador de la tienda, la última muñeca y prácticamente todo lo que se me antojaba.
Era capaz de entrar en una ferretería y encontrar algo que me gustara y quería. Y si por casualidad mis padres (más bien mi madre) tenía la brillante idea de decirme que no, no tardaba más que segundos en poseerme la niña del exorcista y tirarme al suelo llorando.
Hasta el punto de acercarse el dueño de la tienda y regalarme la cantimplora que se me había antojado y para mí era tan importante.
Con el tiempo, me he dado cuenta de que yo he llegado a calibrar el amor de mis padres según los regalos que me hacían. Y digo con vergüenza que aún me pasa (sólo con ellos tengo esta vena materialista). Si para mi cumpleaños o navidades no tienen un detalle conmigo me duele más que si no me dan un beso. Mis padres trabajaban mucho y su forma de mimarme era con regalos y a mí me venía muy bien. Las carencias las noté luego.
Recuerdo cuando a los 10 años dejé de ser hija única. Y la ilusión por la hermanita duró muy poco… Recuerdo llorar con amargura cuando una tarde mi padre me llamó diciendo que me traía un regalo. Yo enseguida sobre-entendí que era el patinete que tanto anhelaba. La sorpresa fue cuando mi regalo era un sacapuntas (muy chulo por cierto) y para mi hermana un coche “enorme” a pedales. Lo cogí, no hice ningún comentario y me encerré en mi cuarto a llorar. No estaba acostumbrada a mostrar mis sentimientos.
Sigo siendo muy caprichosa y se ha notado más al tener a mi pequeño. Creó que estoy creando otro hijo del consumismo.

Espero parar a tiempo y saber CORREGIRME.

Que quede claro que yo no culpo a mis padres, ellos actuaron y siguen actuando
como mejor saben y eso es lo importante.

MAMIS 2.0

{Viviendo la maternidad juntas}

Anuncios

3 comentarios en “Hijos del consumismo

  1. Yo con señorita y peque compro de vez en cuando algún detallito, ¿qué mami no lo hace? con tantas cosas que hay para los peques, pero intento controlarme y enseñarles el valor del dinero, sobretodo a señorita que ya tiene edad de pedir tooooodo lo que ve.

    Me gusta

  2. puffff yo todo lo contrario… odio el consumismo y cuando lo veo rondar cerca de mi hija por, sobre todo, los abuelos…. argggg me saca de quicio!!! espero q no se acostumbre a ello pues entonces pensara q se ha equivocado de madre, jajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s